Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Medios & Control

La auditora señaló que se cayeron muchas pensiones no contributivas

Viernes 19 de Mayo de 2017

Alicia Peressutti aseguró a EL DIARIO que en muchos casos la medida es injusta y adelantó que viajará a Buenos Aires para tratar de revertirlo. Brindó precisiones de los casos
Según la auditora general de Villa María, Alicia Peressutti, hubo muchas personas que dejaron de percibir de manera injusta pensiones no contributivas que abona el Estado nacional.

La funcionaria villamariense anticipó ayer a EL DIARIO que la semana que viene viajará a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para tratar de revertir varios casos. Dijo que buscará sentarse a analizar uno por uno. Y aseguró que en los últimos tiempos “se han caído un montón”. Se lo adjudicó a “resoluciones nuevas que han ido saliendo”, que llevan a un “entrecruzamiento de datos, un operativo que a veces se hace sin tener en cuenta diversas aristas”.

Peressutti dio cuenta de algunos casos. “Vino a la Defensoría una señora que tenía una pensión tras haber sufrido un accidente cerebrovascular (ACV). Ahora el marido se jubiló con la mínima, $6.000, ella ganaba $5.000 y algo por la pensión y se la sacaron”, describió.

“La señora quedó con una parálisis por aquel ACV y está claro que con $6.000 no va a poder vivir dignamente”, objetó la auditora.

También contó lo que le sucedió a una ciudadana que al comprar una moto usada, de un modelo de cinco años atrás,   dejó de recibir la ayuda mensual.

“Ya vendió la moto, pero está sin pensión. También recibimos el planteo de una mujer que recibió un porcentaje de una casa por una herencia, lo que la lleva a perder la pensión. Ella me decía: ¿qué hago, renuncio a esto?”, señaló la entrevistada.

Adelantó que irá a buscar una solución “caso por caso” y que en el tema trabajan en conjunto con la Secretaría de Inclusión Social del municipio.

“Es la primera vez que iremos, juntaremos todos los expedientes y viajaremos”, aseguró.

Criticó la falta de aviso ante estas situaciones. “La gente va a cobrar y no tiene la plata, sin ningún aviso. El viernes se me largaron a llorar dos mujeres. Me decían que entienden que pelearemos por sus casos pero se preguntan con qué comen, con qué pagan el alquiler”, describió.

Ante preguntas, precisó que hasta ahora no hubo reclamos por caída de pensiones de madres de siete hijos. “Por ahora tienen un régimen especial, entonces se mantienen, pero el resto es como la tarifa social: si tenés un niño o niña con discapacidad, necesitás un auto, es una cuestión lógica, no es algo de lujo, se requiere el vehículo para trasladar a una criatura, pero ocurre que en esos casos se dejan de percibir”.

“Ya se nos presentó una señora con ese problema, al comprar un Fiat Duna de un modelo diez años atrás. No se compró un 0 kilómetro de 500 mil pesos… El que cruza el dato no le importa. Pienso que tiene que haber una cuestión más humana”, consideró la auditora.

“Vino una señora que tenía una pensión tras haber sufrido ACV. Ahora el marido se jubiló con la mínima, $6.000, ella ganaba $5.000 por la pensión y se la sacaron”.

“Tiene que haber una cuestión más humana al cruzar los datos”.

Medio: eldiariocba.com.ar
 
NEWSLETTER
APOC
EDITORIAL

El sindicalismo argentino sufre esta pérdida de rumbo y se equivocaría si pretendiera preservar una identidad partidaria por encima de la reivindicación de los derechos y los intereses de los trabajadores.

RADIO Y VIDEO

Entrar
Entrar