El miércoles 19 de abril se realizó el lanzamiento de la doceava edición de Escuela de Vecinos en Capital Federal. El acto se llevó a cabo en el auditorio de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. Cerca de 600 chicos de 45 escuelas participaron de esta experiencia que la Fundación Éforo realiza desde 2006.

Los colegios arribaron al lugar por la mañana temprano. El acto, que se extendió hasta pasado el mediodía, comenzó con presentaciones y juegos con guantes latex de distintos colores, con los que los jóvenes respondieron por sí o por no, dependiendo el color, a las preguntas que les formulaban los organizadores.

Vengo a los lanzamientos de Escuela de Vecinos desde hace varios años, no me los pierdo. Primero empecé viniendo por ustedes, para verlos, ver qué hacían. Pero a partir del segundo y tercer año empecé a venir por mí. Porque me tranquiliza y me motiva observarlos en esta instancia. Escuela de Vecinos es un momento de diálogo importante, es la muestra de lo que tiene que ser la escuela, expresó Andrea Bruzos, subsecretaria de Coordinación Pedagógica del Ministerio de Educación porteña.

Estudiante no es aquel que va a la escuela a aprender contenidos, es el que puede ejercer una ciudadanía plena, activa. No es poca cosa participar, involucrarse y comprometerse. Esto es un ejemplo de que a la Ciudad la hacemos entre todos, reflexionó Bruzos. Escuela de Vecinos es un programa de participación ciudadana organizado por la Fundación Éforo. Consta de diferentes instancias de intervención, discusión e investigación donde los protagonistas son los jóvenes. El objetivo de la experiencia es confeccionar iniciativas que luego serán presentadas en la Legislatura Porteña ante distintos funcionarios.

Cada año los participantes se dividen en grupos para abordar las temáticas seleccionadas por la generación pasada. Los temas a tratar este 2017 serán ansiedad, equidad y adicciones. Fueron elegidos en base a las problemáticas que afectan a los jóvenes y que ellos mismos detectaron.

En estos 11 años de Escuela de Vecinos el trabajo participativo de los jóvenes cosechó logros como la incorporación a la escuela educativa de La semana del Agua, la reglamentación de la Ley de talles, la recuperación del mirador de Comastri, la apertura a la participación de los chicos de 16 años en las comunas con voz y voto, la extensión del boleto estudiantil en General Rodríguez, talleres de prevención de adicciones desde 6º grado, un proyecto de Ley para incentivar el primer empleo en los jóvenes, el Día del recuperador urbano, la Ley integral de adicciones en CABA, una ordenanza que impulsa la protección del Ambiente en General Rodríguez y una ordenanza que busca difundir recomendaciones de los jóvenes a la comunidad educativa de San Isidro.

Con la participación logramos muchos cambios. Es maravilloso sentirse protagonista, expresó Marita Olivarez, integrante de la Fundación Éforo. Luego de la presentación del cronograma, las actividades que vendrán y las diferentes jornadas de participación, el encuentro cerró con risas, aplausos y un stand up que giró en torno a la problemática actual que sufrimos muchos de los argentinos: la ansiedad. Con representaciones graciosas de lo cotidiano se abordó el tema con mucho dinamismo y humor.