Martín Iommi, comunero de Caballito que encabeza la lista de Camino Popular y quien busca mantener su cargo en la Comuna 6, denunció en su distrito un gasto superior a los nueve millones de pesos en marco de 13 actos administrativos, de los cuales 11 fueron realizados por mecanismos de necesidad de urgencia sin que la junta comunal se expida al respecto.

La denuncia, presentada ante la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires, especifica que se pintó el edificio de la sede comunal por un valor final de $189.245 y el reacondicionamiento de una pista de Skate en el Parque centenario por casi 500 mil pesos. Asimismo, el documento precisa que, al cierre del ejercicio 2014, se contrataron obras por modalidad de necesidad y urgencia (Decreto 556/2010). Una de ellas corresponde a la puesta en valor de la Plaza de Caballito, que aún no se ejecutó.

Gestionpublica.info se reunió con el Jefe Comunal de Caballito, Marcelo Iambrich y el hombre del PRO argumentó que la obra de la Plaza fue suspendida momentáneamente a pedido del contratista por problemas en la importación de materiales.

En otro orden, Iambrich explicó que utilizó los decretos de necesidad de urgencia porque la Ley así lo permite y de este modo se agilizaban las obras. En 2014 licitamos dos proyectos, se presentaron nueve empresas y el proceso demoró más de cuatro meses. Las necesidades de los vecinos son urgentes, agregó y puntualizó: Con el proceso de licitación el metro cuadrado termina siendo más caro que por contratación directa.

Por último, manifestó que la Unidad de Auditoría Interna revisó las cuentas en cuestión y ratificó que los procedimientos no alteraron el normal funcionamiento de la administración.

Pero para Itaí Hagman, Precandidato a Primer Legislador por Camino Popular, la cuestión va más allá de la denuncia realizada sobre Iambrich. Hay un problema de fondo que tiene que ver con el funcionamiento de las comunas. Bajo la promesa de descentralización, lo que se está haciendo es todo lo contrario porque no hay ningún tipo de apertura de los archivos de gastos, ni siquiera para los miembros de la junta y mucho menos para los vecinos, analizó en una entrevista con Gestionpublica.info.

Respecto a los gastos de la Comuna 6, Hagman sostuvo que si bien los DNU son una atribución que tiene el presidente de la comuna sin que la junta se expida, se trata de obras que no tiene sentido que se hagan con ese mecanismo. Queremos que la Procuración cite a Iambrich y a Rodríguez Larreta, porque hay que recordar que las comunas dependen de la Jefatura de Gabinete, finalizó el referente de Camino Popular.