El pasado miércoles 18 de mayo, en la Legislatura Porteña, los participantes del programa Escuela de Vecinos tuvieron un encuentro con legisladores porteños de distintas fuerzas políticas. Desde las 10 de la mañana, comenzaron a llegar los estudiantes de cuarto año de las 50 escuelas que forman parte del programa de la Fundación Éforo. Las comisiones de Medio Ambiente, Violencia e Independencia se dividieron en dos salones (San Martin y Dorado) para abordar los temas junto a los funcionarios presentes. Alrededor de 700 jóvenes fueron parte de esta experiencia de participación ciudadana.

De la comisión de Ambiente participaron Natalia Persini, Javier Gentilini y Carolina Estebarena (PRO) junto a Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico) y Marcelo Depierro (Confianza Pública) quienes dieron sus palabras y respondieron las preguntas de los estudiantes. A modo de bienvenida, Depierro resaltó la importancia de entender cómo funciona la Legislatura porteña y, especialmente para la experiencia de Escuela de Vecinos, entender cuál es el objetivo y finalidad de un proyecto de Ley. Como Poder Legislativo tenemos la posibilidad de planear políticas públicas a mediano y largo plazo, como la Ley de Cambio Climático o la Ley de Basura Cero. Después, el Ejecutivo se tiene que encargar de la reglamentación. Hay leyes que son rechazadas por exceso de reglamentarismo, enfóquense en el cambio que quieren provocar, cual es la idea base que hay detrás de eso, aclaró.

Además, el legislador los invitó a concurrir a las sesiones de la Legislatura como forma de nutrirse más de esta experiencia. Tienen la posibilidad de venir a las reuniones de comisión, que son públicas, consultar y plantear ideas, cuenten con nosotros como asesores o como técnica legislativa, agregó.

Adrián Camps también estuvo presente en la charla pero su presentación fue más dinámica ya que apuntó a la interacción con los participantes. Una de las preguntas disparadoras que utilizo fue ¿Cuánto contribuye la Republica Argentina a la generación de gases al efecto invernadero?. Según dijo, lamentablemente nuestro país no puede hacer mucho, el destino del planeta está en manos de los grandes generadores, quienes van a tener que adoptar políticas de mitigación. Tenemos que adaptarnos y ver qué podemos hacer para que los riesgos no sean tantos, explicó a los presentes.

Otra de las preguntas que lanzó Camps para explicar la importancia del Cambio Climático fue ¿cuál es el problema que tuvimos en la Ciudad de Buenos Aires en el verano? La respuesta correcta fue: La epidemia del Dengue. Estamos empezando a sufrir enfermedades tropicales, antes las teníamos en el norte del país y ahora llegaron a Buenos Aires y esto vino para quedarse, describió. Además, informó que la Legislatura utiliza generadores solares que aportan el 10 por ciento de la capacidad y una terraza verde como política de mitigación.

Simultáneamente, en el salón Dorado, la comisión de Violencia se reunió con legisladores porteños de distintas comisiones y de distintos partidos políticos como María Rosa Muiños (FPV), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Lia Rueda, Agustin Forchieri (PRO). A la hora de dirigirse a los participantes, Ferraro destacó la importancia de rescatar los valores democráticos e institucionales a través de la participación ciudadana. Todos los legisladores presentes resaltaron el hecho de que en las reuniones de comisión aunque pensamos diferente sabemos escucharnos. Al escucharse, uno va moderándose, nutriéndose, intercambiando ideas, y te das cuenta de que tu idea es mejorable y que el otro tiene sus razones, expresó Lia Rueda.

El tema vinculado a la violencia debe ser abordado en forma transversal, integral e interdisciplinaria, la perspectiva de género no excluye al sexo masculino ni los contrapone, remarcó Ferraro. María Rosa Muiños repasó alguno de los proyectos impulsados por la Legislatura como la Ley de formación de empleados públicos de la Ciudad de Buenos Aires. Asimismo, destacó la intervención que realizaron en escuelas donde se trabaja un contenido de violencia que excede el marco del ámbito escolar. Para poder trabajar estos temas es necesario que nos escuchemos, por eso la Constitución de la Ciudad es ampliamente participativa, tiene muchas herramientas de participación vecinal, recalcó la legisladora del FPV quién también destacó algunos logros y trabajos realizados por Escuela de Vecinos como la integración de los consejos consultivos de la Ciudad para menores de 18 y la Reforma de las Comunas.