A través de un comunicado, la Secretaría Nacional de Juventud de la Asociación del Personal de Organismos de Control (APOC) manifestó su apoyo a la Unión de Gremios y Jubilados Estatales de Tierra del Fuego y su representante, Elisa Dietrich, quien además es la secretaria general de la seccional APOC en dicha provincia, por los distintos reclamos a la actual gobernación, entre ellos la reincorporación de despedidos en el sector público y privado, la garantía del 82% móvil y el nuevo impuesto inmobiliario.

En diálogo con Gestionpublica.info, Dietrich explicó que la situación deviene de una modificación de leyes impulsada por el oficialismo provincial. Nos aplicaron un aporte solidario como impuesto a las ganancias que en Tierra del Fuego no se pagaba, cambiaron el sistema de requisitos para acceder a una jubilación y dividieron al organismo que tenía la Caja de Jubilación y la Obra Social para pasarlo a un plan médico obligatorio, detalló.

Además, la Unión de Gremios reclama la pérdida del 82% móvil y la creación de un nuevo instituto recaudador. Tiene más atribuciones que la AFIP y las autoridades fueron puestas a dedo por el Ejecutivo. Aumentaron los impuestos y crearon nuevos, describió la secretaria de la seccional fueguina de APOC.

Ese nuevo impuesto es el inmobiliario, que siempre lo cobró la municipalidad, pero ahora por decisión del Poder Ejecutivo su recaudación está a cargo del nuevo ente. Se calcula un incremento del 600 al 1.200 % pero todavía no lo pudieron aplicar por la resistencia que existe, advirtió.

En total son siete leyes las que estamos cuestionando. Toda la calidad de vida de Tierra del Fuego se trastocó, continuó Dietrich.

Pero además de las normas en sí, Dietrich cuestiona los mecanismos en los que se desarrolló el debate. Lo empezaron a tratar el 8 de enero y a las cuatro de la madrugada del 9 lo aprobaron con la Legislatura totalmente vallada, recordó y cuestionó: Las nuevas leyes recién las publicaron el 16 de febrero.

Entiendo que esto responde a una alineación política que tuvo Rosana Bertone, candidata de Daniel Scioli, y cuando el FPV perdió, en búsqueda de un apoyo político fue, entregó la calidad de vida de los fueguinos al gobierno de Macri, cuestionó Dietrich y concluyó: No cabe duda que este paquete de leyes es el comienzo para modificar otras y que justifiquen entonces una enorme cantidad de despidos.