El jefe comunal dijo en aquel momento que el dinero gastado iba a ser restituido al erario en la medida en que el municipio lograra recuperar los fondos de los organismos que deberían haber realizado los trabajos. "Usamos la plata para hacer algunas obras en el departamento, es cierto, pero tenemos facultades para hacerlo. Hemos sacado prestada la plata y la vamos a devolver", había dicho el intendente.

El sinceramiento público de Jalile mereció una intervención del Tribunal de Cuentas, que inició una auditoría sobre las cuentas de regalías, y fuertes críticas de la oposición en el departamento. Paralelamente, dos concejales de Valle Viejo presentaron una denuncia penal por supuesta malversación de los fondos de las regalías mineras e incumplimiento de los deberes de funcionario público conforme al artículo 248 del Código Penal.

Cuestionan el uso de fondos mineros que hizo Perea

Tinogasta: polémica por el uso de las regalías.