Ver: gestionpublica.info

La subcomisión de Asuntos Constitucionales junto a la Oficina Anticorrupción busca emitir un dictamen antes de las elecciones de octubre sobre la reforma de la Ley de Ética sancionada en 1999 y emparchada luego en 2013.  “Es uno de los compromisos que asumimos con la nueva gestión”, expresó Karina Banfi, diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires. La iniciativa apunta a los tres poderes del Estado, los sindicatos y a sus familiares. También agrega una nueva regulación sobre conflictos de intereses y control de regalos.

Para tratar el tema, Pablo Tonelli, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, decidió armar una subcomisión cuyo coordinador es el diputado Fernando Sánchez. La integran también los diputados Mauro Negri, Diana Conti, Juan Fernando Brügge, Karina Banfi,  Lucas Incicco y Margarita Stolbizer. “Hace dos meses venimos trabajando en un documento único incorporando las diferentes modificaciones a la Ley”, detalló Banfi.  

Entre los cambios que contempla el borrador figuran más regulación y cambios en el régimen de declaraciones juradas que se extenderán a los familiares. Además, las presentaciones deberán ser de 2 a 3 veces por año. Asimismo, se requerirán los antecedentes laborales de los funcionarios y se reforzaran los mecanismos sancionatorios.

Uno de los puntos clave de la reforma es la ampliación a los tres poderes. “La ley hoy solo alcanza al Poder Ejecutivo pero la idea es incorporar al Legislativo y Judicial”, explicó Banfi. La ampliación no termina ahí, alcanza también a los sindicatos. “Por un régimen antiguo, estaban excluidos de presentar declaraciones juradas, pero no podemos olvidar la Ley de Obras Sociales que determina que un porcentaje de nuestro salario vaya a un sindicato que a su vez administra una obra social. Tienen que rendir cuentas. Esto no puede compararse con un club de futbol como muchos sindicalistas argumentan”, remarcó.

Ver más.