Ver: gestionpublica.info

La semana pasada se aprobó por unanimidad, en la Cámara de Diputados, la “Ley Justina”. Este nuevo régimen de donaciones de trasplante de órganos, tejidos y células surgió a raíz del fallecimiento de Justina Lo Cane, de 12 años, el 22 de noviembre del año pasado, quien esperaba un trasplante de corazón que no llegó.

El 30 de mayo fue aprobada, también por unanimidad, en la Cámara de Senadores. La lista de espera en Argentina tiene una demora de 6 meses a 7 años y hay casi 11 mil personas aguardando un trasplante.

Con esta ley que modifica la normativa anterior del donante presunto (Ley Nº 24.193), ya no será necesario consultar a familiares para confirmar o rechazar la decisión de la persona fallecida, como hasta ahora. La donación de órganos será la regla y en caso de no querer, habrá que dejarlo asentado en el registro del INCUCAI. “En la Argentina se mueren entre seis y siete personas por día porque no les llega un órgano a tiempo", explicó Ezequiel Lo Cane, padre de Justina.

Leer más.