El ex jefe del Ejército durante el kirchnerismo está acusado de enriquecimiento ilícito. La decisión la tomó el juez Rafecas tras un informe de peritos de la Corte.
La situación judicial del ex jefe del Ejército César Milani se complicó ayer a raíz de la causa por presunto enriquecimiento ilícito por la que tendrá que prestar declaración indagatoria el 19 de octubre próximo.

La decisión la tomó ayer el juez federal Daniel Rafecas después de haber recibido el viernes pasado un informe de los peritos contables de la Corte Suprema de Justicia cuya conclusión central es que Milani se habría enriquecido ilícitamente, a juzgar por su patrimonio y su nivel de gastos.

“No aparece justificado ni el nivel de gastos ni el patrimonio de Milani, ni sus consumos, estos es, los importes mínimos que hubiera necesitado para atender sus necesidades personales y las de su familia. La ecuación ingresos contra inversiones y compras, de acuerdo a la documentación aportada, es inconsistente”, concluyó el informe.

Rafecas tomó la decisión a partir del informe de tres peritos de la Corte que ordenó el fiscal de la causa Jorge Di Lello. Se trató, a la sazón, del tercer peritaje después del que en 2015 había pedido a la Procelac (Procuraduría contra el Lavado de Activos), y del que anteriormente le había requerido a la División Delitos Económicos de la Prefectura Naval, cuyas conclusiones habían sido algo contradictorias.

Fuentes judiciales dijeron que en el informe de los peritos no figuran las propiedades inmuebles que Milani tiene en Córdoba como producto del supuesto enriquecimiento ilícito. La presunción se basó sólo en, además del nivel de gastos, una vivienda de su propiedad de 1.150 metros cuadrados en el barrio La Horqueta, en San Isidro, por la que el militar pagó 1.500.000 pesos en efectivo. “Milani no puede justificar la compra del (ese) inmueble”, señala el informe.

Como en su descargo Milani le había dicho al juez que el dinero para comprar esa casa se lo había prestado el militar Eduardo Enrique Barreiro, Rafecas también citó a indagatoria a este último por considerarlo partícipe necesario del presunto enriquecimiento ilícito del ex jefe del Ejército. Barreiro está detenido con prisión domiciliaria por delitos de lesa humanidad cometidos en La Plata durante la pasada dictadura.

Al respecto, los peritos determinaron que ese préstamo que Milani dijo haber recibido de Barreiro “no fue incluido por ninguna de las partes en sus declaraciones antes los organismos de control, y el mutuo que lo instrumenta no reúne los requisitos mínimos de fecha cierta, ni autenticación de los firmantes”.

Confirman embargos e inhibición de Báez

La Cámara Federal confirmó millonarios embargos a inmuebles y la inhibición general de bienes de empresas vinculadas al empresario Lázaro Báez, que había dispuesto el juez Sebastián Casanello.

La Sala II de la Cámara Federal confirmó ayer los embargos preventivos dispuestos en 80 inmuebles de propiedad de Lázaro Báez y su grupo empresario, así como la inhibición general de bienes sobre una veintena de firmas vinculadas al grupo Báez, ante las sospechas de que a través de ellas se hubiera canalizado dinero surgido de ilícitos.

También avaló provisoriamente la inhibición general de bienes de otras dos personas -que se encuentran bajo sospecha en la causa y que aparecen vinculados a dos de las empresas de Nevada- pero recomendó que la Unidad de Investigación Financiera (UIF), los otros querellantes y el fiscal Guillermo Marijuan realicen medidas de prueba para confirmar mayores relaciones con las maniobras investigadas en la causa.

Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah confirmaron la resolución, con vistas a proteger los bienes en miras a un futuro decomiso, para cumplir con los compromisos económicos que genere una eventual condena y también para hacer cesar la comisión del delito.

La Cámara encontró "razonable y oportuna" la inhibición de bienes inmuebles y de las sociedades anexas.