La Dirección de Fiscalización y Control rechazó el recurso de revocatoria que presentó la empresa Telefónica por la multa que se le impuso por un monto de $1 millón por faltas en la calidad del servicio de telefonía fija, móvil e internet denunciadas por los usuarios.

"Nosotros ya mandamos a intimar el pago a la Dirección General de Rentas (DGR), que es quien está encargada de cobrarlo", contó el titular del organismo de control, Alfredo Caballero.

Lo que motivó la millonaria multa fue el incumplimiento sostenido en el tiempo en la prestación de servicios, cuyas principales falencias, según Caballero, están en la atención al cliente, sobre todo por prometer un producto y no brindarlo o no otorgar lo que se pide, o por demorar la baja cobrando en el ínterin algo que no se estaba utilizando.

Si bien el funcionario destacó que el objetivo de la dirección no es sancionar, sino cambiar conductas, "como no mejoraron, entramos en la faz correctiva", detalló.

Desde la DGR aseguraron a Diario UNO que aún no hay registro de que se haya pagado la multa impuesta.

Igualmente, Caballero explicó que a Telefónica aún le quedan muchas instancias de revocatoria de la multa. "Nosotros ya se la rechazamos, pero pueden ir al Ministerio de Producción (a cargo de Guillermo Migliozzi), de ahí al gobernador (Celso Jaque) y por último les queda la instancia judicial", explicó el titular de la Dirección de Fiscalización y Control.

Y agregó que "seguramente en las instancias administrativas (la empresa) va a ser rechazada, porque tanto el ministro como el gobernador nos instruyen en la forma de trabajo; nosotros cumplimos estos lineamientos, creemos que no vamos a tener revocatoria a lo que hemos hecho", por lo que queda suponer que sólo le quedará el ámbito judicial para evitar el pago de $1 millón.

UNO intentó comunicarse con algún responsable de la empresa de telefonía para obtener respuestas, pero sólo atendió el contestador.

En cinco meses, 546 quejas

La Dirección de Fiscalización y Control al momento de multar a Telefónica le entregó una carpeta con 546 reclamos que habían recibido ellos desde noviembre de 2008 hasta fines de marzo de este año.

Entre ellas, 330 son por el servicio de telefonía básica, 130 por el servicio Speedy de internet y 86 que vienen del Sur y que tienen problemas con ambos productos.

"Acceder a los servicios de Telefónica es muy fácil, pero cuando se quiere salir, ahí está el problema, porque el sistema de atención al cliente está armado de tal forma que cueste mucho salir, o por lo menos es lo que parece", comentó Caballero.

El titular de Fiscalización resaltó que "es mucho el flujo de consumidores que tienen y no cuentan con un servicio de atención al cliente necesario, entonces nosotros pasamos a cumplir esa función y por lo tanto a mí me colapsa la dirección con la cantidad de denuncias que entran, además nos cansamos de cumplir esa función, que es exclusiva de ellos".

Luego de que se multara a la empresa, se pudo observar una baja en la cantidad de denuncias que ingresaron al ente regulador. Así lo aseguró la secretaria técnica de Defensa al Consumidor, Adriana Parera.

"En abril fueron 41 las denuncias que ingresaron en total por telefonía básica y Speedy", contó Parera.

El problema es que aparentemente la buena respuesta no duró mucho, ya que desde mayo hasta la fecha ingresaron 102 denuncias, lo que aumenta el promedio mensual a 50 denuncias por mes.