Publicado: 06-07-2011 
  
Formosa.- Fuente La empresa distribuidora de energía eléctrica, REFSA, no registró picos de demanda por las bajas temperaturas que se dieron durante las últimas jornadas en la provincia, aunque la época estival sigue siendo donde se notan los mayores consumos en Formosa.

La gerente de REFSA, Mirian Roqués, explicó que los mayores picos de demanda se generan durante el verano mientras que en esta época del año "nunca superamos lo que pasa entre diciembre y marzo, donde tenemos los mayores consumos".

El pico máximo de consumo durante las bajas temperaturas fue de 145 megavatios y Roqués aseguró que "ni vamos a llegar a lo que fue el verano pero sí se registran cambios en los horarios de mayor demanda que comienzan a las 20 horas mientras que en el verano arranca desde las 23 horas".

"Año a año se produce un incremento en el consumo", apuntó la funcionaria, quien destacó que por la época del año en el que nos encontramos "las estufas halógenas tienen pérdida, y es más recomendable un caloventor porque eficientiza el uso de la energía", agregó.

"Justamente el Ente Regulador había organizado una charla para las instituciones sobre estos temas, que tienen que ver con este tema del uso racional de la energía", significó, al tiempo que explicó que con estos fríos "va a pasar la mayor demanda. No en la misma proporción tal vez, porque estos fríos duran una semana y se van y tenemos el sol que por ahí calienta más que en otros lugares, pero en realidad puede haber mayores consumos en comparación con el año pasado.

Vemos que la demanda está mayor que el año pasado", aunque eso no represente una "gran" preocupación por los trabajos que se vienen dando en materia de infraestructura.


Enganchados

Consultada acerca de si aquellas personas que tienen conectada la red energética de manera clandestina, y utilizan artefactos de calefacción, hacen flaquear al sistema energético local, Roqués indicó "nosotros con lo que es recupero y materia de pérdida estamos trabajando mucho. Se han bajado unos puntos que seguramente se hablará en su momento pero que a nuestra interpretación son muy importantes", dijo.

Sobre los trabajos de las nuevas redes que se extienden, Roqués comentó que ya se firmaron contratos para ampliarlas en barrios donde antes no había, al mismo tiempo que se están construyendo redes en media y baja tensión como para terminar con la cuestión de las pérdidas de energía.

"No solamente por una cuestión de pérdida, sino estamos abocados al servicio, la calidad y seguridad. No nos preocupa mucho la persona que a lo mejor hoy está consumiendo energía, lo que nos preocupa es aquel que puede pagar, y tiene un aire de 12 mil frigorías, y para no tener frío, ocupa dos caloventores. Ese es el que nos preocupa en estos momentos", sintetizó.

Hace un mes, REFSA recibió una auditoría por parte de CAMMESA para analizar las pérdidas de energía eléctrica y en comparación con el año pasado tuvo una disminución de 4 puntos en pérdidas no técnicas: "Es mucho, parece poco, pero para los que entienden se trata de una cifra importante", expresó. "Hemos bajado bastante, pero pretendemos doblar la apuesta.

Es una auditoría que nos hace un organismo de afuera, y nos medimos por esos valores. Antes iban subiendo las pérdidas en vez de bajar, y hoy, nosotros con esos 4 puntos estamos conformes, es un aliciente", completó Miriam Roqués.