Ver: gestionpublica.info

El martes pasado se inauguró en La Quiaca, Jujuy, el primer Centro de control de fronteras. Es una iniciativa de la Comisión Nacional de Fronteras y consiste en la creación de cuatro puestos de control integrados de vigilancia fronteriza. Dos en Salta, en Salvador Mazza y Aguas Blancas, este en Jujuy y el último en Puerto Iguazú, Misiones. Todos estarán integrados por fuerzas federales y provinciales, y contaran con equipamiento de alta tecnología.

Para poner en marcha los puestos, el Ministerio de Seguridad de Nación, con el objetivo de profundizar en la lucha contra el narcotráfico, realizó una compra cercana a 35 millones de dólares al Gobierno de Israel en equipamientos tecnológicos que incluyen drones de gran alcance y duración, radares y sensores. Para la puesta en marcha del operativo de control, el Ministerio trabaja junto al Ministerio del Interior y Defensa y a la Comisión Nacional de Fronteras.

Argentina cuenta con una extensa frontera de 9.376 kilómetros que la conecta de manera terrestre y fluvial con Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Estos centros de control contaran con drones de largo alcance para advertir potenciales amenazas (hasta 40 kilómetros) con autonomía de vuelo de 15 horas para patrullaje en la frontera. Estos vehículos aéreos no tripulados transmitirán información a los puestos móviles de control instalados en camionetas. Todo esto se complementa con radares que analizaran el movimiento terrestre y sensores con alarmas. La Comisión cuenta con 180 días para realizar un diagnóstico del estado en el que se encuentran los pasos fronterizos, según lo estableció el Decreto 68/2017.

Ver más.