Este aumento de tarifas es legal.

Está contemplado por la resolución 1169/08 de la Secretaria de Energía de la Nación. Ésta avala un aumento en el monto facturado de alrededor de hasta el 30% en viviendas residenciales. Hasta ese porcentaje está contemplado pero puede suceder que la empresa facture de más, de ser así se deben revisar los casos particulares.

Lo que puede pasar es que además de este aumento se aplique una multa por haber incrementado el consumo. Esa penalización también está contemplada por otra resolución anterior a ésta, que data del año 2004, luego modificada en 2005 para ampliar aún más el universo del castigo por medio de una multa monetaria. De cualquier forma, ante fuertes incrementos en el monto de la factura yo recomiendo hacer el reclamo. Edenor tiene la obligación de tomarlo y a partir de eso pueden recurrir al ente regulador o al organismo de defensa del consumidor más cercano.

Esta resolución sólo exceptúa a aquellos usuarios que certifiquen tener una vivienda única y que no posean otro servicio público, como agua, gas o teléfono, ni televisión por cable. Sólo en estos casos el aumento no debe ser aplicado.