Los gremios estatales nucleados en Fegepba le plantearon ayer al jefe de Gabinete y Gobierno bonaerense, Alberto Pérez, la necesidad concreta de avanzar con el prometido monitoreo del impacto que tiene el costo de vida sobre los ingresos de la administración pública provincial.     En ese contexto, y también ante la presencia del ministro de Trabajo Oscar Cuartango, los dirigentes sindicales plantearon el reclamo de que vuelvan a actualizarse los salarios de los empleados públicos aduciendo que la creciente inflación había hecho desaparecer el último aumento de marzo pasado.

 Los funcionarios plantearon que no es el momento de abordar nuevamente esta problemática y el ministro Cuartango se comprometió a responder por escrito un pedido de la Fegepba para que se reabra urgente la paritaria salarial.

 Así, los gremios estatales (son nueve los que integran la federación) hicieron llegan el reclamo salarial hasta la Gobernación entrevistándose con uno de los referentes del gobernador Daniel Scioli.

 Si sigue sin haber precisiones oficiales en cuanto a reabrir la negociación salarial, no tardarán en aparecer las medidas de fuerza que también se insinúan entre los docentes y ya son una realidad para los judiciales.

 Susana Laburu, del Soeme, indicó que "pedimos que el gobierno cumpla con su promesa de hacer un seguimiento de cómo impactan los aumentos en los haberes del sector público", y el dirigente Fotios Cunturis, secretario general de Fegepba insistió en la necesidad "de que se convoque a una paritaria salarial con urgencia". En el encuentro de ayer en la Gobernación también estuvieron representantes gremiales de Salud Pública, APOC, Obras Sanitarias y Gráficos.

 Los gremios estatales también acordaron con Pérez elevarle hoy mismo un listado de los organismos que registran mayor demora en el pago de la recategorización del personal retroactivo a agosto de 2007. Esta problemática también preocupa a los agentes del Estado por el atraso de un trámite que de antemano no presentaba mayores dificultades.