Publicado: 29-07-2011 
  
Mendoza.- Son quince las firmas a las que la Dirección General de Rentas ha notificado. La suma no pagada llegaría a los 500 mil pesos.

Quince empresas que prestan servicios en el Parque Aconcagua están en la mira de la Dirección General de Rentas debido a que podrían haber evadido unos 500 mil pesos en concepto de ingresos brutos.

Es que en esa repartición, al cruzar información que poseen en sus bases de datos con otros organismos de control, advirtieron que algunas firmas no habían presentado sus declaraciones juradas y otras las habían presentado sin movimiento, "como que no habían tenido ningún ingreso", señaló Andrés Mansilla, jefe de Fiscalización de la Dirección de Rentas, quien precisó que en la última temporada habrían facturado unos 15 millones de pesos las distintas empresa de servicios que operan Plaza de Mulas, Plaza Argentina y Confluencia.


Distintas formas de evadir

"Al comparar los ingresos que tuvieron con los que declararon, advertimos que hay diferencias", señaló Mansilla.

Por su parte, Daniel Gómez, titular de la Dirección de Recursos Renovables, repartición de la que depende el Parque Aconcagua, le bajó el tono al operativo y señaló que "hemos coordinado estas acciones tanto con Rentas, la AFIP y la Municipalidad de Las Heras. Me he comunicado con los inspectores y me han dicho que han notificado a las empresas".


Intimación

Las quince firmas han sido intimadas para que presenten sus registros, comprobantes y declaraciones juradas para poder corroborar la evasión impositiva. Las empresas tienen quince días para presentar la documentación que elimine las sospechas que tiene la Dirección General de Rentas.

Mansilla fue contundente al afirmar que "los cálculos que hemos realizado indican que se habrían evadido unos 500 mil pesos. Estamos corroborando datos y le damos a las empresas un plazo para que presenten la documentación y así sabremos si es mayor o menor el monto de evasión. De todas formas evasión hubo porque han estado trabajando, han prestado servicios y no hay presentación de ingresos, entonces hay evasión impositiva".


Multa y auditoría

Si las empresas no presentan la información que les solicitan desde la Dirección General de Rentas recibirán una multa que puede llegar a los 30 mil pesos.

También se les inicia una auditoría fiscal. Ese procedimiento se realiza para determinar de oficio, y en base a la información que obtienen de la auditoría, cuál es el monto de la deuda del impuesto sobre los ingresos brutos evadido. En ese caso serían pasibles también de multas que pueden llegar al 200% del monto no pagado a Rentas.

De las 15 empresas sospechadas por la Dirección General de Renta, no todas están en la misma situación: "Hay algunas que han facturado entre 2 y 3 millones de pesos y no han presentado sus declaraciones juradas, otras han facturado 1 millón y han presentado la declaración en cero como si no tuvieran ingresos. También hay firmas que han facturado mucho menos, cerca de 224 mil pesos y tampoco han presentado su declaración jurada.

Es importante recordar que la declaración jurada de ingresos brutos se presenta mensualmente a través de internet y allí el contribuyente ingresa la información referida a los movimientos del mes, las ventas que ha realizado o los ingresos que ha percibido por servicios y también las retenciones. A través de esta declaración se procede luego a pagar el importe correspondiente de impuesto a los ingresos brutos.