El Tribunal de Cuentas de la provincia convocó a sendos concursos internos, de antecedentes y oposición, para cubrir cargos jerárquicos vacantes e integró un jurado con profesionales del Derecho y las Ciencias Económicas. "El objetivo es garantizar reglas de juego claras para los interesados en participar del concurso", afirmó Horacio Alesandria, titular del órgano de control.

La convocatoria es para un contador fiscal general -la máxima instancia para el personal de carrera- y tres cargos de contador fiscal solicitados por el organismo en el último presupuesto, en virtud de la mayor cantidad de dependencias del Estado provincial en que debe ejercerse el control. El primer cargo se encuentra vacante desde el año pasado por la jubilación de José Luis Betello.

Un especialista en Derecho Administrativo, Tomás Hutchinson, y dos decanos de la Universidad Nacional del Litoral, Hugo Rodríguez Jáuregui y José Manuel Benvenutti, de Ciencias Económicas y de Ciencias Jurídicas y Sociales, respectivamente, son los miembros titulares del jurado, y el primero de ellos, el presidente. Como suplentes, figuran el decano de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Rosario, Javier Ganem, y los docentes de Ciencias Económicas, Argentino Cancellieri y Norma del Carmen Zandomeni, ambos, además, con experiencia en tribunales de cuentas municipal.

 La resolución 6

Con la firma de sus tres vocales en ejercicio, Alesandria, Nora Vallejos y Mario Esquivel, más dos vocales subrogantes, Bernardo Salzman y Adrián Escudero, el Tribunal de Cuentas dictó en abril la resolución 006, donde determina las normas que regirán de aquí en más la cobertura de las vacantes en la planta de personal. En esa resolución, el artículo 7 dispone la constitución de jurados que podrán estar integrados por los vocales del tribunal o integrantes del cuerpo que revisten en niveles o subniveles iguales o superiores al de la vacante a cubrir; miembros de conducción o integrantes de organismos públicos, de organizaciones no gubernamentales afines con personería jurídica, de colegios y asociaciones profesionales o de entidades académicas y expertos de reconocida trayectoria en la especialidad y perfil de conocimientos del cargo que se concursa. Los cargos serán ad honórem. También se habilitó la presencia de veedores.

"Era una situación violenta que los vocales fuéramos jurados para el concurso de contador fiscal general, ya que, al ser cerrado, participarán profesionales con los que trabajamos y nos contactamos en forma periódica", explicó Alesandria la decisión de buscar académicos para seleccionar a alguien para dicho cargo.

En las próximas horas, el Tribunal de Cuentas enviará notas a las Cámaras legislativas, a los gremios (UPCN y APOC), a los colegios de graduados en Ciencias Económicas de Santa Fe y Rosario; de abogados de Santa Fe y Rosario y a la facultad de Derecho de la UNR para que designen veedores en ambos concursos. "Queremos una absoluta transparencia en el concurso", añadió Alesandria.

El año pasado, al producirse la vacante de Betello, el presidente de entonces no usó la facultad para designar un subrogante y pretendió hacerlo por concurso de antecedentes, lo que motivó quejas e impugnaciones por parte del personal y fue dejado sin efecto. "Con este sistema ganamos en calidad y tranquilidad" resumió Alesandria.

 Concursos

La resolución 009 del corriente año es la que convoca al concurso para cubrir la vacante de contador fiscal general, figura "que tiende a equilibrar y optimizar la funcionalidad de las actividades específicas de este órgano de control externo". Siguiendo lo señalado por la Ley de Administración, entre los requisitos está el de tener 5 años como mínimo en el cargo de contador fiscal.

"Dado el carácter interno de la convocatoria, se considera conveniente excluir de la integración del jurado a los vocales titulares y personal de conducción que se desempeña actualmente en este Tribunal de Cuentas". Para ello "se ha convocado como integrantes titulares y suplentes del jurado a profesionales de reconocida trayectoria, nacional e internacional, en el ámbito de la administración pública y de la educación universitaria".

La inscripción de los postulantes se hará entre el 2 y el 9 de junio y éstos deberán presentar un plan de trabajo anual que tendrá una ponderación del 30% como mínimo del puntaje total de la prueba de oposición.

La resolución 10 llama a concurso interno para tres cargos de nuevos contadores fiscales autorizados en el presupuesto 2008. En este caso, la antigüedad mínima requerida es de tres años y título de contador público nacional, siendo el plazo de inscripción también entre el 2 y el 9 de junio.

Vacantes

El Tribunal de Cuentas tiene aún dos cargos de vocales vacantes y se espera que en los próximos días el Ministerio de Economía dé a conocer el decreto que establecerá un sistema de selección de los candidatos cuyos pliegos deben ser luego enviados a la Legislatura para su aprobación.

Alesandria señaló que el cuerpo en reuniones institucionales que ha tenido con los ministros de Economía, Ángel Sciara, y de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, hizo saber la necesidad de contar con los miembros titulares del cuerpo.

La Ley de Administración determinó que al menos dos de los cinco vocales deben ser profesionales del derecho por lo que las vacantes deberán ser cubiertas por un contador y un abogado.

El 1´ de mayo, la comisión de Acuerdos de la Legislatura aceptó el pedido del Poder Ejecutivo para retirar el pliego de Sergio Más Varela que había sido propuesto por Jorge Obeid como vocal del Tribunal y cuya designación no fue considerada en período ordinario de la Legislatura. La anterior oposición y hoy oficialismo cuestionó el sistema de designación "a dedo" de los postulantes al órgano de control.