San Juan.- Luego de la denuncia que hizo el ex intendente chimbero José Camacho, acusando al concejal Carlos Mañé de haber cobrado durante el 2004 simultáneamente un plan Jefes de Hogar y la dieta como miembro del Concejo Deliberante, el edil salió a defenderse. Reconoció que tuvo un plan "porque mi situación económica era muy difícil" pero dijo que renunció al beneficio apenas juró como concejal.

"Camacho quiere embarrar la cancha y por eso me pega", sostuvo Mañé.

El concejal es el autor de una ordenanza en la que le piden al Tribunal de Cuentas que informe sobre los intendentes que desde el 1983 a la fecha tengan las cuentas aprobadas. "Como Camacho no las tiene aprobadas me ataca", dijo.