Publicado: 25-01-09 

El ingreso de los trabajadores mejora pero menos

Entre 2001 y el año pasado, los trabajadores sólo aumentaron su participación en el ingreso nacional del 42,1 al 43,6 por ciento. Los empresarios, en cambio, avanzaron del 41,8 al 46 por ciento. Ambos sectores le "robaron" espacio a un tercero, denominado ingreso mixto, que engloba lo percibido por cuentapropistas, lo destinado a pagar impuestos y lo invertido para mantener máquinas y otras instalaciones. Pero ahora que hasta el INDEC admitió el frenazo de la economía, los especialistas aseguran que la porción apropiada por los asalariados dejará de recuperarse. Hasta principios del año pasado, la creación de nuevos empleos y la suba de sueldos habían ayudado a incrementarla.

Los datos fueron difundidos el viernes a última hora por el INDEC, que destacó la mejora para los trabajadores desde 2003, cuando sólo les tocaba un 34,3% de la renta. Los empresarios, ese año, llegaron a un récord del 52,3 por ciento. Pero la foto correspondía al dramático cuadro distributivo que había dejado la crisis de 2002, con un pico inflacionario inédito y una caída de la actividad que dejó multitudes sin empleo.

Desde que asumió Néstor Kirchner, en rigor, la porción de la torta destinada al pago de salarios no dejó nunca de crecer. Pero, paulatinamente, la mejora se fue haciendo cada vez más lenta. Mientras entre 2003 y 2006 el incremento fue de 7,2 puntos porcentuales, entre 2006 y 2008 sólo trepó 2,1 puntos.

En 2006 también se frenó el retroceso de la porción patronal. Tras tocar un piso del 45,1% del PBI, después de ese año volvió a crecer y hoy llega al 46 por ciento. Fue el año en que la inflación empezó a desmadrarse nuevamente y los salarios comenzaron a estancarse.

Según los especialistas, si el INDEC no estuviera intervenido, los resultados serían peores.

El ENRE aclara por el tarifazo

Las distribuidoras de luz metropolitanas avisaron a sus clientes que no se les aplicará el aumento tarifario que dispuso el Gobierno para los grandes usuarios si no cuentan en su domicilio con provisión de gas natural, de agua potable ni de telefonía fija. Según la resolución 324/08 del Ente Regulador de la Electricidad, también quedan excluidos quienes tengan agua o teléfono pero no gas.