Ver: gestionpublica.info

Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Corrientes, Neuquén, Mendoza y Entre Ríos fueron declaradas en emergencia agropecuaria por las sequias. Buenos Aires fue la última provincia en sumarse, con 27 distritos afectados por las inclemencias climáticas.

Así lo dispuso la comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cedaba) en una reunión que se desarrolló el 12 de abril. Los municipios son Alberti, Bragado, Navarro, Tornquist, Saladillo, Puán, Coronel Suárez, 25 de Mayo, Saavedra, Pergamino, 9 de Julio, Bolívar, Castelli, General Belgrano, Ramallo, Bahía Blanca, Adolfo Alsina, Junín, Daireaux, Olavarría, General Alvear, Guaminí, Azul, San Nicolás, Exaltación de la Cruz, Campana y La Madrid.

La declaración de emergencia otorga algunos “beneficios impositivos” para campos que tienen más de la mitad de su territorio afectado por la sequía. Se trata de prórrogas en el pago de impuestos como el Inmobiliario Rural y reprograma las obligaciones con el Banco Provincia. Gestionpublica.info consultó a un productor agropecuario de Junín, Edgardo García, quien explicó que esta medida “no sirve”. “Es perjudicial para la actividad agrícola. Lo que hace es patear para más adelante los impuestos, o sea, dentro de un año debes el doble. Esto genera problemas con las sucursales bancarias locales, quienes argumentan que por la falta de pago de los impuestos no pueden concederte créditos”, argumentó.

Leer más.