Ver: gestionpublica.info

La visita se realizó el 3 de mayo y se recorrieron los servicios de Agudos hombres y Agudos mujeres y el Servicio de Atención en Crisis (SAC).

Según aseguraron, “al día siguiente solicitamos al Juzgado Contencioso Administrativo número 3 medidas urgentes: que el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires garantice los derechos de las personas alojadas en esos servicios y que no se permitan nuevas admisiones al hospital hasta que se terminen las obras edilicias pendientes”.

El mes pasado, el CELS ya había estado en el SAC y encontraron “condiciones edilicias deplorables, falta de higiene y, en particular, elementos de sujeción en las camas”. “Los edificios que alojan el SAC y los servicios de Agudos tienen que entrar en obras de reformas edilicias porque no tienen condiciones de habitabilidad, con partes del cielorraso caídas, roturas en las ventanas, filtraciones con riesgo eléctrico. La licitación está prevista recién para el segundo semestre de este año”, señalaron.

El relator especial de las Naciones Unidas sobre tortura, Nils Melzer, también visitó esas salas en abril y dijo que, “las secciones de Agudos, tanto para mujeres como para hombres, no pueden ser reparados, son totalmente inadecuados para albergar a seres humanos y deben cerrarse y reemplazarse de inmediato por instituciones adecuadamente equipadas y con el personal que corresponde, donde los pacientes con discapacidades psicosociales puedan vivir y ser tratados con dignidad y de conformidad con sus necesidades específicas”.

Ver más.