Organismos de control vs. Picolotti

La secretaria de Ambiente de la Nación, Romina Picolotti, recibió duras críticas de los organismos de control por su política de saneamiento del Riachuelo. “Es un mamarracho”, sintetizó el secretario general de la Asociación del Personal de Organismos de Control (APOC), Hugo Quintana, al aludir al tema.

Quintana recalcó que el Riachuelo es la “muestra de la decadencia argentina” y exigió reformular los controles a través de los organismos estatales encargados de esa tarea. “No hay controles sin sanción”, señaló, y pidió “mayor participación ciudadana” para permitir mejorar en áreas como el tránsito, el medio ambiente, las cuentas del Estado y la transparencia de los actos de gobierno.

También cuestionó al gobierno nacional por la falta de reglamentación, a seis meses de su sanción, de la Ley Nacional de Tránsito y subrayó en ese sentido que “la Argentina tiene el triste mérito de ser uno de los países con mayor mortalidad por accidentes del mundo”.

El titular de APOC habló durante el seminario “Control y sanciones: una responsabilidad de todos”, del que participaron trabajadores de los organismos de control nacionales, provinciales y municipales, ONG y Oscar Lamberto, uno de los miembros de la Auditoría General de la Nación.