Da cuenta del modelo burocrático tradicional basado en la creciente responsabilidad estatal sobre diversas tareas colectivas planificadas y ejecutadas por burócratas con alto grado de calificación técnica pero sin responsabilidad directa frente a los ciudadanos.