Permite verificar una firma digital en un criptosistema asimétrico. Esta clave permanece bajo el exclusivo control de su propietario quien cifra un mensaje el cual sólo puede ser descifrado empleando la clave pública asociada.