Por Federico Recagno*

El humor de doble sentido, hoy en retirada, busca una palabra y le aplica una intención que originalmente no tiene.

El diccionario también aporta otros vocablos cuyo significado puede variar según su uso. La “hoja” puede ser de un árbol, de un libro, de un cuaderno, de un cuchillo y más.

Otras palabras se resignifican según quién las emita y bajo qué circunstancias. Que nos digan que se “cayó el sistema” nos preanuncia que nuestro trámite no va a poder hacerse.  Pero “sistema” puede usarse también para lo políticamente correcto: en una sociedad estar “dentro del sistema”.

Con la palabra control nos sucede algo similar. Familiarmente lo más a mano que tenemos es el control remoto, un elemento que nos sirve para dominar un artefacto. El control, entonces, es tener el mando sobre máquinas, personas o sobre uno mismo.

Pero control también se asocia a vigilancia. “Me controlan los horarios” dice el adolescente respecto de sus padres, casi como un concepto disciplinario. El celoso indaga y controla.

Control, también, es el examen o la observación que se hace para ver hasta qué punto lo que se buscaba como objetivo fue alcanzado. Se analiza la gestión de una empresa o de un organismo, se estudian sus metas y resultados y se evalúa el grado de alcance de las metas.

El Auditor.info cumple 10 años. Nacimos un 22 de mayo. Ese mismo día, pero de 1810, en un Cabildo Abierto nuestro próceres dieron inicio a lo que el 25 de mayo se concretaría con el primer Gobierno Patrio en nuestras tierras.

El pueblo de entonces quería saber de qué se trataba ese Cabildo, presentía que lo que se  debatía podía cambiar el curso de sus vidas cotidianas.

En general, cuando en términos socio-políticos hablamos de control se suele presuponer que es el control que ejercen los gobiernos sobre la ciudadanía. Cámaras de vigilancia, fuerzas policiales e inspectores posan su mirada en nuestro accionar diario. El Estado es un ojo que todo lo mira, lo escucha y lo graba.

Aún la ciudadanía no se acostumbra a la idea que el control puede hacerse en el camino inverso. Ser nosotros, los pobladores, los contribuyentes, el pueblo los que controlamos la conducta de los organismos públicos, de los gobernantes y funcionarios en su accionar.

El Auditor.info es una herramienta que hace 10 años busca acercar esta idea, la de conocer qué pasa con los fondos públicos, cómo se gastan, invierten y miden, para sacar, cada uno, las conclusiones y reclamos pertinentes.

Nuestro país vive de marchas y contramarchas, afirmaciones y contradicciones, escándalos, corridas y heroísmos. Nos rodean incertidumbres y certezas, mentiras, ocultamientos, sinceridad y valentía.

En medio de estos claroscuros lo que no debemos dejar de intentar, una y otra vez, es saber de qué se trata.

 

* Secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC)