El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) relevó en qué gastará el Estado en 2018, tanto por áreas de gobierno y principales programas, como por la asignación territorial según el Presupuesto votado por el Congreso.

Cabe señalar que el gasto programable del sector público se divide en gastos corrientes y gastos de capital.

Con respecto a los gastos corrientes –destinados a actividades de producción de bienes y prestación de servicios de carácter regular- prevén una variación mayor al 15% en relación al 2017. En este sentido, las prestaciones sociales representan un 22% más; los gastos de funcionamiento, un 12%; las transferencias a las provincias, 10% y otros gastos, un 3%. Sin embargo, los subsidios económicos estipulan un 13% menos que el año pasado.

Por su parte, los gastos de capital –que apuntan a incrementar el activo del Estado y sirven como instrumentos para la producción y la prestación de servicios públicos- estiman un 22% más que el presupuesto anterior. Así, los ingresos netos pasarán a ser mayor al 28%.

 

Gastos totales previstos para 2018 en relación al 2017.

 

Por ministerio

Para administrar y ejecutar la totalidad del gasto, el Estado Nacional lo hace a través de jurisdicciones, que son los distintos Ministerios.

Dentro del presupuesto previsto para este año, el mayor porcentaje pertenece al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (44,53%), dentro del cual se desprenden los programas vinculados con las prestaciones previsionales, las asignaciones familiares y las pensiones no contributivas.

A continuación le sigue el Finanzas (14,07%), cuyo programa principal es el Servicio de la Deuda Pública; Desarrollo Social (6,01%) y Educación (5,62%).

Aquellos con menor partida son Modernización (0,18%), Cultura (0,15) y Turismo (0,09%).

Por provincia

Efectivamente, las provincias con mayor población concentran la mayor parte de los recursos. En este sentido, las jurisdicciones de mayor actividad económica y que representan la mayor parte del gasto son Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza.