El Tribunal de Cuentas español informó que la toma de control de Aerolíneas Argentinas a través de Iberia yla SEPIle costaron al Estado ibérico un mínimo 3.100 millones de euros entre 1991 y 2001. Además, esa cifra podría aumentar por la responsabilidad asumida porla SEPIen el proceso de venta a Air Comet.

 

Estos datos fueron presentados por el presidente del Tribunal de Cuentas, Manuel Núñez, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Núñez señaló que la "larga aventura" iniciada en 1990 del control español de Aerolíneas Argentinas se ha visto "teñida por el fracaso" y ha tenido "consecuencias negativas" en los recursos públicos.

El informe aporta unas cifras que califica de "mínimas" a efectos de identificar el costo real para el sector público, ya que salvo lo cobrado por Iberia por la desinversión en el grupo argentino, ninguna de las demás aportaciones realizadas por la aerolínea española y SEPI "han sido recuperadas".

En este sentido, Núñez señaló que el Tribunal no ha agregado estos "importantes desembolsos" porque se efectuaron en monedas y periodos de tiempo distintos y aún falta por determinar las consecuencias económicas que se derivarían si los procedimientos abiertos en España y Argentina determinan la responsabilidad patrimonial de SEPI en el proceso vinculado a la aerolínea sudamericana.

Entre los desembolsos, figuran u$s 803,2 millones para que Air Comet se haga cargo de la aerolínea.