El MoMa tiene su misión formulada y visible.

 

Anualmente, la Fundación Compromiso y Transparencia de España realiza un relevamiento sobre la publicación de datos de los museos de ese país con el objetivo de difundir buenas prácticas en las instituciones. En la última edición, también se incluyeron doce museos internacionales, de titularidad tanto pública como privada, a fin de ser comparados con los españoles.

Los resultados generales dieron a conocer que el Tate, conocido como Galería Nacional de Arte Británico y Arte Moderno en Inglaterra, y el Rijksmuseum, el Museo Nacional de Ámsterdam, superan ampliamente a los españoles.

El análisis está basado en función de la divulgación de información de indicadores como la misión, plan estratégico, actividades, estructura organizativa, políticas, órgano de gobierno, datos económicos y resultados.

En este sentido, la Fundación asevera que “la presentación de la información económica es el punto débil de la mitad de los museos europeos analizados”. Es que el Louvre, los Museos Vaticanos, la Fundación Beyeler y el Museo Ludwig “no cumplen ninguno de los indicadores de esta área”, por lo que su clasificación entra en la categoría de “opacos”.

Los Museos Vaticanos entran en la categoría de "opacos".

Por su parte, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa), el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA), el Museo de Arte Metropolitano (MET), la Sociedad Hispánica de América, la Galería Nacional de Londres y el Tate, “tienen su misión formulada y visible”. El resto de los establecimientos europeos (el Louvre, el Ludwig y la Fundación Beyeler) no la tienen publicada y, en general, “carecen de información sobre el foco estratégico de la institución”.

En el ámbito del gobierno, los británicos (Tate y Galería Nacional) son los mejores puntuados, con “información exhaustiva de sus órganos de gobierno, sus políticas y el marco de colaboración con la administración pública”.