provincial transformó en ley un proyecto –presentado por el bloque de diputados del justicialismo- que exceptúa a más de 12.800 beneficiarios de subsidios estatales de rendir dichos aporte ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia.

 

El diputado radical Carlos Lorenzo manifestó su oposición a la iniciativa y calificó de "innecesaria" esta ley que –según aclaró- permitirá que casi unos 20 millones de pesos en subsidios no pasen por el organismo de contralor provincial.

 

"Los mecanismos de control sobre los fondos públicos hay que sostenerlos", declaró Lorenzo, quien reveló que entre los alcanzados por la ley de "amnistía" existen "cientos de ciudadanos particulares que han recibido ayudas de 300 pesos" y que ahora no rendirán cuenta de los fondos.

 

El radical estimó que "si el objetivo que persigue esta ley es que aquellos que recibieron subsidios y nos los rindieron puedan volver a recibirlos, el Gobernador tranquilamente los puede eximir de esa obligación por decreto", al tiempo que se preguntó: "¿por qué se hace necesaria una ley de tipo general y que englobe a todos?".

 

Según destacó Lorenzo, el proyecto original establecía que los alcanzados por la ley de amnistía serían unos 13.800 beneficiarios, pero luego se acotó el alcance para aquellos que recibieron montos de hasta 3.000 pesos. La cifra finalmente quedó en 12.827 beneficiarios.

 

Verdad a medias

El diputado radical aclaró que el argumento del oficialismo fue tratar de "beneficiar" a aquellas cooperadoras, clubes de barrio y entidades de bien público que, por recambio de autoridades o por desorden administrativo, "se ven imposibilitados de rendir los subsidios recibidos, hecho que los inhabilita para recepcionar importes similares en el futuro".

 

Para Lorenzo ese argumento "es una parte de la verdad", ya que del listado de los 12.800 subsidios "son más las personas físicas las que han recibido los subsidios que las entidades, clubes y cooperadoras".

 

El legislador indicó que algunas de las personas que fueron intimadas a rendir los subsidios "denunciaron no haber recibido nunca un aporte", hecho que se les informó a las autoridades provinciales.

 

"Nadie podrá conocer qué se hizo con los 7.443.195.08 pesos provenientes del Tesoro Provincial, que fueron entregados en forma de miles de subsidios individuales por montos de hasta 3.000 pesos, que nunca han sido rendidos", agregó Lorenzo en la misma línea.

 

"A nadie le importa nada"

El radical recordó que "el proyecto de ley original amnistiaba 13.387subsidios no rendidos que iban a ser blanqueados con una ley, pero se modificó un poco y ahora quedaron sólo 12.483. Pero el monto total supera los 20 millones de pesos".

 

"En un gobierno radical, por tres subsidios de 800 pesos hubo gente que estuvo detenida casi 8 meses", recordó Lorenzo, tras lo cual apuntó: "acá, con más de 7 millones en juego, a nadie le importa nada".

 

Según Lorenzo, en la gigantesca lista de amnistiados "hay unos pocos subsidios a instituciones y el resto es plata para el clientelismo, que encima no se ha rendido, por lo que nunca vamos a saber si el beneficiario que figura ahí fue el que efectivamente cobró".