LOS PARTIDOS POLITICOS SON PERCIBIDOS COMO LOS MAS CORRUPTOS EN LA ARGENTINA: Así surge de una encuestra de Gallup para Transparencia Internacional. 

 

El 81 por ciento de los argentinos consideraron como "inefectivas" las medidas del Gobierno para luchar contra la corrupción, según una encuesta realizada por la ONG Transparencia Internacional.

 

Ese sondeo también revela que en una escala del 1 al 5 los partidos políticos (4,4), la administración pública (4,3), el Congreso (4,2), la Justicia (4,2), las empresas privadas (3,7) y los medios (3,3) son los que más están afectados por la corrupción. El número 5 significa extremadamente corrupto.

 

La encuesta está incluída en el informe llamado Barómetro Global de la Corrupción que difundirá hoy Transparencia Internacional y su sucursal local Poder Ciudadano y a la que accedió Clarín. Fue hecha por Gallup Argentina en noviembre del año pasado y abarcó a mil personas, según la ficha técnica de la encuesta.

 

La evaluación negativa de la lucha del gobierno de Cristina Kirchner contra la corrupción es la que más aumentó ya que esa percepción pasó del 73 por ciento de la población en el 2007 a 81 por ciento en el 2008.

 

Precisamente, el año pasado fue en el que el Gobierno consiguió, por ejemplo, tener la mayoría del Consejo de la Magistratura que nombra y destituye jueces y el kirchnerismo comenzó un embate para limitar el poder del titular de la Auditoría General de la Nación, el radical Leandro Despouy. La encuesta se hizo antes de que en marzo renunciara el fiscal nacional de investigaciones administrativos Manuel Garrido denunciado que en el país la corrupción goza de una "impunidad casi absoluta".

 

La presidenta de la ONG local Poder Ciudadano, Delia Ferreira Rubio, opinó que "el Gobierno debería tomar nota de estos datos y empezar a trabajar en serio contra la corrupción".

 

"La agenda debería incluir, entre otros aspectos, la no manipulación de las estadísticas oficiales; la transparencia en las contrataciones públicas; la no utilización de los recursos del Estado para fines partidarios, personales o de campaña; la eliminación de la discrecionalidad en la asignación de la pauta publicitaria oficial; la eliminación de los superpoderes; el respeto a la autonomía de los organismos de control y a la independencia del poder judicial", agregó la politicóloga que dirige Poder Ciudadano.

 

El índice del 81 por ciento es alto también si se lo compara con la media de América Latina (61 por ciento) y la global (54 por ciento). El Barómetro se hizo este año en 69 países.

 

Sin embargo, de los encuestados en Argentina sólo el 4 por ciento aceptó haber pagado alguna forma de soborno en los últimos doce meses. Al preguntársele con qué frecuencia cree que el sector privado utiliza el soborno para influir sobre el gobierno, las leyes o las reglamentaciones, el 43 por ciento contestó que lo hace "a menudo".

 

Transparencia Internacional, una ONG mundial con sede en Berlín, incluyó este año una pregunta en el barómetro de la corrupción que tiene que ver con una de sus propuestas: ¿estaría usted dispuesto a pagar más por sus productos y servicios a una empresa libre de corrupción".

 

La respuesta fue positiva entre el 38 por ciento de los argentinos consultados por esta encuesta realizada por Gallup.

 

Claves

1. En el Barómetro contra la Corrupción en América Latina la Argentina ocupó este año el peor lugar.

2. En el ránking contra la corrupción de Transparencia Internacional del año pasado la Argentina se ubicó en el puesto 109 sobre 180 naciones medidas.

3. La encuesta de Gallup abarcó 1000 personas, la más amplia de las realizadas hasta ahora.

4. La lucha contra la corrupción la debe realizar la Justicia, la oficina Anticorrupción -que depende del ministerio de Justicia- y los controles la Auditoría General de la Nación y la Sindicatura General de la Nación. La oposición ha denunciado que el Gobierno busca controlar estos dos últimos organismos.