Además, entregaron a los legisladores una tercer propuesta, sobre el funcionamiento del control público enla Ciudad. En el diagnóstico, los pibes expresaron que los funcionarios deberían “responder de manera administrativa, con sus bienes o con la estabilidad de su cargo, ante errores cometidos en su gestión”. Asimismo, pidieron que los informes dela Auditoríaporteña “no sean sólo de recomendación”, sino que también “se lleven a la práctica y se sancione su incumplimiento”. Por otra parte, reclamaron que los informes de control tengan “mayor difusión en los medios de comunicación”, y que se “acorten los plazos entre la realización de las auditorías y su aprobación”.

 

El programa Escuela de Vecinos tiene el apoyo técnico de

la FundaciónÉforo y el auspicio dela Asociacióndel Personal de los Organismos de Control (APOC), el Instituto de Diálogo Interreligioso y las Fundaciones DiarioLa Nacióny Noble.