Después del anuncio del Gobierno Nacional sobre el inminente traspaso del subte a la órbita porteña, éste miércoles se aprobó el proyecto de transferencia enviado el mes pasado por el Gobierno de la Ciudad a la Legislatura. Se declara al servicio como público y, en principio durante dos años, en estado de emergencia.