Entre el 1º de enero y el 31 de mayo de este año, la función Relaciones Exteriores ejecutó el 18% de su presupuesto. 

En dinero, el ítem que forma parte de la finalidad Administración Gubernamental cuenta con una partida de $ 26.462 millones para todo el ejercicio, de los cuales devengó $ 6.790 millones durante los primeros cinco meses, un lapso que equivale al 41,6% del tiempo transcurrido en 2019. Así, el rubro es el que menos movimientos registró en el período analizado. 

Si se observa el presupuesto en términos de ejecución (o de subejecución), a Relaciones Exteriores le sigue Administración Fiscal -también bajo la órbita de Administración Gubernamental-, que alcanzó a devengar el 19% de su partida ($ 835 millones sobre un total de $ 3.556 millones).

Mientras que el podio se completa con la función Información y Estadísticas Básicas. El ítem ejecutó hasta fines de mayo $ 737 millones de pesos sobre una partida global que llega a $ 2.308 millones (21% del total). 

 

Para encontrar la próxima función con menos movimientos hay que pasar a la finalidad Servicios Económicos. Es que dos de sus ítems devengaron un 27% de sus presupuestos en el lapso examinado. 

Se trata, por un lado, de la función Ecología y Medioambiente que, sobre una partida de $ 13.270 millones, ejecutó $ 3.625 millones

 

Y, por el otro, aparece la función Agricultura con proporciones similares: $ 3.499 millones devengados sobre recursos totales por $ 12.777 millones. 

Por otra parte, si se invirtiera la tabla para detectar los rubros que más fondos movieron hasta mayo, se debe buscar en la finalidad Servicios Sociales

El ítem, que engloba a las mayores partidas nominales del presupuesto, como Seguridad Social y Educación y Cultura, también incluye las mejores performances. 

Por ejemplo, el rubro con mayor nivel de ejecución en los primeros cinco meses fue Promoción y Asistencia Social, que devengó $ 28.388 millones sobre un total de $ 67.323 millones; es decir que ese rubro ejecutó 42% de su partida en el 41,6% del año. 

En segundo lugar se encuentra la función Agua Potable y Alcantarillado: en este caso, de un presupuesto vigente de $ 19.308 millones se ejecutaron hasta mayo unos $ 7.803 millones (40%).

Asimismo, esta función tiene otra particularidad: es la única que, durante el lapso en cuestión, sufrió un recorte de su partida. Es que Agua Potable y Alcantarillado había comenzado el ejercicio con recursos por $ 24.429 millones pero, tras una serie de modificaciones y reasignaciones de fondos, llegó a fines de mayo con los ya mencionados $ 19.308 millones. 

Es decir que, en cinco meses, vio sus recursos disminuidos en casi un 21% sobre los valores iniciales que, en dinero, equivalieron a $ 5.121 millones

En rigor, a excepción de Promoción y Asistencia Social, ninguna de las finalidades del presupuesto nacional presentan un nivel de ejecución en consonancia con el tiempo transcurrido en el ejercicio. 

Y, en términos globales, el Estado ejecutó hasta el 31 de mayo unos $ 1.498.079 millones (casi 1,5 billones de pesos) sobre un vigente para todo el año de $ 4,2 billones.