Publicado: 10-02-2011


 
Buenos Aires.- El Sindicato de Obreros Municipales resolvió que antes del viernes colocarán una carpa frente al palacio municipal y un corte en la ruta Nº 5 en reclamo a la falta de atención por parte del Departamento Ejecutivo, según sus dirigentes.

En este sentido, señalan que no aceptarán el 20 por ciento anunciado ayer por el secretario general del Sindicato Municipal, Fernando Garrido, sino que irán por el pedido a nivel provincial que es el 35 por ciento de aumento.

Así lo expresó el secretario general de ese sector de los municipales, Julio Basualto expresó que en reiteradas oportunidades trataron de reunirse con el intendente, de acuerdo a un  documento que se había firmado el 29 de septiembre del año pasado entre integrantes del Ejecutivo y del Sindicato.

“El viernes pasado fuimos al municipio para ver si podía reunirse con nosotros para discutir sobre aumento de sueldos, pero no nos recibió. Si atendió al sindicato de Fernando Garrido”, afirmó.

En este sentido, remarcó que, con la comisión directiva y el sector de jubilados, decidieron instalar una carpa en la plaza principal y hacer un corte de la ruta 5. “Nos pusimos al tanto con la Federación quien nos expresó su apoyo, porque existe un acta y no se cumple con ella y si esto ocurre, quiere decir que el intendente no tiene palabra”.

Críticas


Seguidamente, criticó al Sindicato Municipal y su secretario general, Fernando Garrido. “A mi no me ofrecieron un puesto de concejal ni llevé a rastras a jubilados a una marcha. A él lo llamaron de La Plata para ofrecerle 17 mil pesos y se levantó la marcha, así que el intendente, antes del viernes, tendrá la carpa en la plaza principal”.

Basualto añadió que, en su momento, habían aceptado un aumento del 8 por ciento con la posibilidad de seguir negociando. “Esto no ocurrió, así que consideramos que el intendente no cumplió con su palabra, aunque tuvimos una reunión con el secretario de Gobierno, Federico Alonso, quien no aclaró si el aumento del 20 por ciento. Pero en los medios salió hoy (ayer) que Garrido acepta ese porcentaje, que en realidad es el 15 por ciento ya que en realidad el 5 por ciento ya lo recibieron”.

En tanto, el secretario gremial, Fabio Cortínez, remarcó que la postura del gremio será pedir el 35 por ciento de acuerdo a lo que se pide en la Provincia de Buenos Aires. “También tenemos la inquietud de los ascensos y el paso de planta temporaria a permanente, cosa que no se hizo, sólo la regularización de algunos chicos que estaban en los planes fomento y esto es debido a la denuncia que hicimos ante el Tribunal de Cuentas, de lo contrario, nunca lo hubiesen hecho”.

Asimismo, remarcó que “nos cierran las puertas porque queremos que se pague como corresponde, tanto sea las horas de jornada prolongada como las extras, las categorías y los sueldos”.

Por su parte, Ramón Arce, del sector de los jubilados, resaltó: “Apoyamos esta decisión del gremio y nos sentimos defraudados por el otro sindicato, de Fernando Garrido. Estos arreglos personales no quedarán ocultos y lo sabrán las entidades de Capital Federal, porque nunca nos imaginamos esta falta de palabra del intendente y algunos de sus secuaces que ayer fueron compañeros de lucha y hoy son funcionarios”.

Seguidamente, hizo un llamado a los gremios que en su oportunidad los apoyaron como docentes, judiciales y en especial al secretario general de la CGT y a José Luis Giarraputo de Luz y Fuerza. “Que se pongan de parte del obrero, sino son traidores junto con los demás”, enfatizó.