Informe del Auditor.info

Se trata de Jorge Tieppo, actual secretario administrativo del Senado. Está acusado por irregularidades en el manejo de dinero en Mendoza.

El secretario administrativo del Senado de la Nación, Jorge Tieppo, quien llegó a la Cámara alta de la mano del vicepresidente Julio Cobos, está a un paso de sentarse en el banquillo de los acusados. La fiscal de Delitos Complejos de Mendoza Claudia Ríos solicitó ayer la elevación a juicio de la causa en la que el funcionario cobista está imputado como presunto autor de malversación de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público durante su gestión al frente del Fondo para la Transformación y el Crecimiento de la provincia.

La acusación contra el hombre de Cobos se basa en tres préstamos (entre 7 y 10 mil pesos) que el organismo otorgó a los empleados Eduardo Fernández, Soledad Perelló y Claudia Astudillo para comprar automóviles particulares en 2005, cuando él era titular del Fondo.

En diálogo con Crítica de la Argentina, Ríos aseguró que “existen elementos de convicción suficientes para requerir la elevación a juicio” contra Tieppo y Lisandro Nieri, quien era entonces subdirector.

El actual secretario administrativo del Senado fue imputado hace más de un año por el ex fiscal y actual camarista Luis Correa Llano. Luego, la causa pasó a manos de Ríos, quien ahora está a la espera de la respuesta de la defensa de los imputados. En caso que los abogados defensores se opongan al dictamen de la fiscal, el juez de Garantías de turno deberá resolver si acepta o no la elevación a juicio.

Mientras tanto, en diálogo con este diario, desde el entorno del vicepresidente aseguraron que Cobos está evaluando pedirle la renuncia a Tieppo, quien habría sido una de las personas de mayor confianza cuando el mendocino dejó la gobernación para instalarse en la presidencia del Senado.

“Cuando fue imputado en 2008, Julio ya le había pedido la renuncia y Jorge le dijo que no y consiguió mantenerse en su puesto como secretario administrativo”, expresó uno de los colaboradores del autor del voto “no positivo”.

Por su parte, el ex funcionario provincial rechazó los cargos y afirmó que en su momento le había dado las explicaciones correspondientes a la Justicia. En ese entonces, Tieppo había manifestado que los créditos se les habían concedido a los empleados debido a que trabajaban “a full” con sus propios autos.

No obstante, el Fondo no tenía como objetivo otorgar préstamos personales, sino fomentar el desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

“Con sorpresa vi la noticia de mi imputación porque desde el inicio de la investigación me presenté a la Justicia sin esperar ser llamado y me coloqué a disposición de ella para aclarar todo lo que fuera necesario”, apuntó Tieppo en una nota remitida a la agencia DyN.

En ese sentido, el contador agregó que “previo a otorgar los créditos se cumplieron todos los plazos administrativos, legales y técnicos” y que se asesoró “sobre la factibilidad de concederlos y se presentaron todas las garantías necesarias para la devolución de los mismos”.

Antes de enfrentar a la justicia mendocina, Tieppo deberá darle explicaciones a quien hasta hace poco era su jefe político. Lejos de los elogios del pasado, el vicepresidente Cobos cavila acerca de la posibilidad de aprovechar el dictamen judicial para terminar la unión con el funcionario o simplemente dejarlo librado a su suerte.