En el Encuentro Regional de las Américas de la Alianza para el Gobierno Abierto 2017, que se llevó a cabo la semana pasada en el Centro Cultural Néstor Kirchner, se presentó el panel De Gobierno Abierto a Estado Abierto en el que se debatió sobre el nuevo paradigma que abarca los tres poderes del Estado.

Desde el ámbito ejecutivo disertó Juan Manuel Urtubey, Gobernador de Salta, quien compartió que en la Provincia están trabajando en una Ley de Estado Abierto desde una “lógica abierta”, que “no se basa en la elaboración de una norma preformateada”, sino que investiga las opiniones de la sociedad para crearla entre todos.

Es que, según el funcionario, la participación tiene que ser “previa a la toma de decisiones” y no “un contrato de adhesión, en el que uno interactúa o no, a algo prefabricado”.

Sin embargo, advirtió que todavía hay una “enorme deficiencia” en el Estado porque conserva normas que establecen determinados parámetros de trabajo y de respuesta “que hoy no tienen nada que ver con la demanda ciudadana”.

Por otra parte, en representación del Poder Legislativo de Francia, la Diputada de los residentes en América Latina y el Caribe, por el partido del Presidente Macron, Paula Forteza, compartió algunas buenas prácticas del parlamento.

La Diputada lleva a cabo iniciativas personales como la publicación online en formato abierto no solo de su agenda personal para dar a conocer sus encuentros con lobby, actores y con la sociedad civil, sino también para difundir su presupuesto y gastos.

Pese a que en Francia se están utilizando las nuevas tecnologías para favorecer la participación ciudadana, Forteza explicó que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) criticaron esta dinámica porque las primeras experiencias online fueron consultas antes de que el texto llegue a la sesión parlamentaria.

De esta manera, las OSC sostienen que “los corresponsales políticos eligen si toman o no las propuestas de los ciudadanos y nunca está claro cuál es el impacto de las contribuciones sobre las decisiones políticas”.

Frente a esta situación, el Poder Legislativo propuso que el ciudadano pueda participar a lo largo del proceso de elaboración legislativo.

Con el objetivo de “reducir la fractura digital y que no haya una sociedad a dos velocidades”, el presidente Macron invirtió 15 mil millones de euros para poner en marcha dos acciones: instalar internet en todos los lugares de Francia y formar a los ciudadanos en las nuevas tecnologías. Así, los funcionarios públicos se ocupan de buscar a las personas que no logran tener una participación online y explicarles los procesos.

La última ponencia estuvo a cargo de la Presidenta del Consejo de la Magistratura de la Nación, Adriana Olga Donato. La funcionaria expuso que, como parte del tercer Plan de Acción de Gobierno Abierto, el organismo creó la Unidad de Consejo Abierto y una de sus metas es fomentar procesos de selección abiertos a la comunidad.

Como esa información estaba en un formato “intrincado y muy difícil de decodificar”, se propuso generar un mapa judicial que muestre las vacantes en el país y los concursos para que los ciudadanos puedan ver todo el proceso e impugnar en una etapa puntual.

Asimismo, se comprometieron a poner en funcionamiento auditorías en las causas de corrupción que sean publicadas en formatos abiertos con el fin de que la sociedad pueda hacer un seguimiento y conozca los resultados de las mismas.