Tras analizar el agua de un arroyo que pasa por una planta de tratamiento de residuos sólidos, la Municipalidad de Villa La Angostura (Neuquén) detectó un nivel de contaminación que supera unas 370 veces los valores permitidos para consumo humano.

Los estudios se realizaron en el Arroyo Calfuco, que desemboca en el Nahuel Huapi, y fue el auditor municipal, Gerardo Minnaard, quien dio los resultados. 

Según el funcionario, las muestras tomadas antes que el agua ingrese a la planta de residuos arroja la presencia de 3 NMP (que significa número más probable) de coliformes totales por cada litro del vital elemento.

Los coliformes son bacterias que contaminan tanto sustancias líquidas como alimentos, y el agregado “totales” incluye las que provienen de la materia fecal de humanos y animales. 

Asimismo, el resultado obtenido (3 NMP/100mL) está sobre el límite permitido para consumo de las personas. 

Luego del paso del agua por el predio de tratamiento de basura, que está pegado a la Ruta 40, las muestras dieron como resultado 1.100 NMP/100mL, es decir 370 veces más coliformes totales que el tope mencionado.

 

“La planta de tratamiento de residuos sólidos está colapsada y es un foco de contaminación”, dijo Minnaard a la prensa local, quien además confirmó que la comuna convocó, por un lado, a laboratorios privados para que busquen la presencia de metales en el agua y, por el otro, a un veterinario que analice una población de aves que, presumiblemente, ya estén afectadas por la calidad del líquido.