En 2020 se redujo la transparencia presupuestaria provincial por primera vez desde 2014, según el Índice elaborado por Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). Corrientes, Chaco, Buenos Aires y Santiago del Estero son las provincias que más disminuyeron su porcentaje. Santa Fe y Entre Ríos alcanzaron los 10 puntos en la medición. “La rendición de cuentas es una herramienta importante para el control ciudadano, que mejora el debate público y colabora con la gestión de los gobiernos”, expresó Santiago Lacroix Eussler, uno de los autores del informe.

El Índice de Transparencia Presupuestaria Provincial cumple 10 años desde que salió por primera vez en 2010. “Desde hace seis años el índice venía en aumento y este es el primer año de caída. Asimismo, creció la heterogeneidad entre las provincias, en algunas cayó el promedio más que otros años pero también hay provincias muy buenas, entonces se notó una diferencia que las separó en dos grupos”, aseveró Lacroix Eussler. El promedio general pasó de 7,8 en 2019 a 7,2 en 2020. 

Once provincias retrocedieron en su nivel de transparencia, entre ellas Corrientes, Buenos Aires, Santiago del Estero y Chaco donde la caída fue más abrupta. “Aunque esto tira todo el promedio para abajo, el lado positivo es que hay 10 jurisdicciones que mejoraron y 3 que se mantienen igual”, señaló el autor del informe. Corrientes fue una de las que más bajó su nivel, descendiendo 5 puntos por falta de información actualizada en las categorías relevadas. La Rioja y Jujuy mejoraron notablemente su puntuación.

 

Lacroix Eussler y Juan Pablo Niño, contador y coordinador del Área de Gestión y Administración de CIPPEC, son los responsables de realizar esta medición. “Intentamos imitar lo que haría un ciudadano que busca información presupuestaria, fiscal, de su provincia por internet. Recorremos las diferentes páginas webs oficiales y relevamos cierta cantidad de documentos, observamos si están cargados o no y de qué forma, para el acceso libre de los interesados”, explicó Lacroix Eussler. En el proceso, hay diálogo con las provincias que están informadas sobre el comienzo de este análisis que se realiza todos los años en los meses de noviembre y diciembre.

El promedio general pasó de 7,8 en 2019 a 7,2 en 2020 y 12 provincias retrocedieron en su nivel de transparencia

Menos datos publicados

El informe se divide en cuatro bloques: presupuesto, que evalúa si se publicó el plan de gastos del año en curso, el de años anteriores o el del año siguiente. Otro ítem es la ejecución de recursos, que muestra cómo se gastó, dónde, para qué y la actualización de los datos. “El tercer bloque es sobre el origen de los recursos y por último está divulgación”, añadió el autor del informe.

Entre los hallazgos por área se observó una menor publicación de la aprobación de presupuestos y estimaciones plurianuales. En la misma línea, faltó actualización de los datos fiscales y hubo una menor presentación de cuentas de inversión, aunque con una mejora en la elevación de presupuestos a las legislativas y en la confección de presupuestos ciudadanos, según datos de CIPPEC.

“Sabemos que el 2020 fue un año muy particular, primero porque en 2019 once provincias cambiaron de gobierno, lo cual requiere de una adaptación para la nueva gestión y además porque la pandemia acaparó todo los recursos”, remarcó Lacroix Eussler, y agregó: “Desde CIPPEC impulsamos que haya una burocracia y mandos medios estables designados por concurso tanto, a nivel nacional como provincial, porque eso genera cierta continuidad en estas cuestiones. Es fundamental tener un equipo profesional que mantenga ciertas funciones básicas de la provincia en marcha”.

Oportunidad en la crisis

Aunque el panorama haya sido más negativo que otros años, el autor del informe señala que momentos particulares como la pandemia podrían funcionar como catalizadores de cambios: “En momentos excepcionales como estos se necesita más transparencia y rendición de cuentas que nunca para que la ciudadanía confíe en las decisiones que toman los gobiernos y que estas tengan legitimidad. Las provincias podrían mejorar si publicaran sus cuentas de inversión, pero todavía hay 8 provincias que no lo hacen. Lo mismo con la actualización de la información. Son cambios que aumentarían el nivel de transparencia porque les permitiría a los ciudadanos recibir la información de forma más oportuna y no tan desactualizada”, afirmó Lacroix Eussler.