En la Argentina existen 7.744 vacunatorios, de los cuales 1.517 necesitan refacciones (19,6%) y 2.701 no tienen acceso a internet (34,9%).

El dato aparece en un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), que investigó la gestión del (entonces) Ministerio de Salud y Desarrollo Social en la ejecución del programa Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles

Según el organismo de control, la falta de acceso a la web se enmarca en otra “debilidad” de la iniciativa, relacionada con el manejo de información por parte de las provincias. 

Es que el programa en cuestión prevé que “las autoridades sanitarias de cada jurisdicción lleven un registro actualizado de las vacunaciones efectuadas”, dice el informe, y amplía que para eso existe el llamado NOMIVAC, es decir, el Sistema Federal de Vacunación Nominalizado.

Cada año, el Estado distribuye 43,4 millones de dosis en todo el país.

El tema es que, para los técnicos, existe una “implementación parcial del NOMIVAC”, ya que al momento de la auditoría -aprobada este año sobre datos de 2016 y 2017-, “el sistema estaba extendido en 12 provincias (Catamarca, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, La Rioja, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego), que representan en términos de dosis enviadas un 24% del total”.

Para tener una magnitud de la observación, el texto explica que, por año, el Estado distribuye 43.402.161 dosis en todo el país y, de ese total, estas provincias “reciben 10.339.848”.

¿Qué pasa con el resto? “Las otras jurisdicciones cuentan con sistemas propios que exportan sus datos al sistema nacional”, 

Y en este sentido, más allá de que las regiones “no remitan sus datos regularmente”, la falta de internet se vuelve un problema: “Esta situación ayuda a entender la falta de implementación del NOMIVAC en las provincias, por tratarse de un sistema que requiere la carga de datos en línea”, completó la AGN.

El informe de la Auditoría también difundió un cuadro con el estado de los vacunatorios de todo el país.

 

De la comparativa se desprenden varias particularidades. Por ejemplo, cuatro de cada 10 vacunatorios de la provincia de Buenos Aires necesitan refacciones y casi el 55% no tiene internet. 

Por su parte, tres de cada cuatro centros de Mendoza tampoco acceden a la web, justo una provincia que tiene su propio sistema de carga de datos.

Y, para completar el panorama, el organismo de control añadió que el 2,6% de los vacunatorios del país no tiene luz; en número son 201 centros que no pueden garantizar la refrigeración de las dosis. En La Rioja, por ejemplo, el 29% de los puntos de vacunación carece de conexión al sistema eléctrico mientra que en Salta ese porcentaje es cercano al 13.

En la próxima entrega, ElAuditor.info analizará el capítulo del informe de la AGN dedicado a la cobertura y distribución de vacunas a nivel nacional. Como adelanto, valga decir que el texto habla de “ineficacia, debilidad de planificación y desvíos” de los objetivos del Programa de Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles.