Se llevó a cabo, el sábado pasado, el Cabildo Abierto por una nueva Ley de Radiodifusión, en el que el presidente de la Comisión de Radiodifusión de la Cámara de Diputados de la Nación, el pampeano Manuel Justo Baladrón, sostuvo que "saldrá este año" y que incluirá "casi todos los 21 puntos básicos" por el derecho a la comunicación que impulsa la Coalición para una Radiodifusión Democrática.

 El panel estuvo integrado por Miguel Julio Rodríguez Villafañe, presidente de la Asociación Iberoamericana de Derecho de la Información y de la Comunicación; Gonzalo Carbajal, director de normalización del COMFER; Néstor Piccone, de la Secretaría de Medios de Comunicación de la Nación; el diputado nacional Manuel Justo Baladrón, presidente de la Comisión de Radiodifusión y Cristian Jensen, el jefe de asesores de la Comisión de Radiodifusión de la Cámara de Diputados de la Nación.

 La bienvenida a los panelistas y al público que colmó la sala de sesiones del Concejo Deliberante de Santa Rosa, estuvo a cargo de Flavio Frangolini, secretario general del Sindicato de Prensa Zona Sur, organizador del evento junto a la CPE, la Universidad Nacional de La Pampa, la Federación Pampeana de Cooperativas y el Foro del Departamento de Periodismo de la UNLPam.

 La modalidad de Cabildo Abierto elegida para analizar y debatir los principios y condiciones mínimos que debería incluir la nueva Ley de Radiodifusión, tuvo como objetivo principal, ofrecer a todos y cada uno de los presentes, la oportunidad de plantear sus dudas, sus inquietudes, sus opiniones y posturas frente a esta ley que debe fomentar la pluralidad, diversidad y accesibilidad de la comunicación como un bien común y un derecho humano.

 Manuel Baladrón

 Durante su intervención, el diputado nacional Manuel Justo Baladrón, remarcó que "esta ley es una ley que tiene que salir este año, porque todos sabemos cómo son los años electivos como el próximo".

 "Esta es una ley que hay trabajarla mucho. Tiene que salir con mucho aire, con mucho apoyo, bien oxigenada, porque expresa un cambio estructural en lo que es la comunicación del futuro", manifestó el presidente de la Comisión de Radiodifusión de la Cámara baja.

 "Queremos una ley abierta y para todos. Que no sea excluyente. Que exteriorice y garantice el derecho a la comunicación, que es algo mucho más amplio, más abarcativo que el derecho a la información", expresó y remarcó que "tiene que ser una ley antimonopolio y anticoncentradora".

 Rodríguez Villafañe

 El cooperativista Miguel Julio Rodríguez Villafañe, se refirió al artículo 45 de la ley de la dictadura y de la reformada 26.053, a las que logró que se las declarase inconstitucionales.

 Como abogado, Rodríguez Villafañe contó que en representación del mutualismo y el cooperativismo, del cual es un acérrimo defensor, logró que la Corte Suprema de Justicia de la Nación declarara la inconstitucionalidad del artículo 45 de la ley de la dictadura que impedía que las entidades sin fines de lucro fueran titulares de licencias.

 Y también consiguió la inconstitucionalidad de las resoluciones del COMFER que suspendían el otorgamiento de licencias de radiodifusión y del nuevo artículo 45 de la Ley de Radiodifusión, conforme a la Ley 26.053, que impide a las cooperativas de servicios púbicos ser titulares de frecuencias de radiodifusión en los lugares en los que existe otro prestador.

 Bregó porque "todos juntos mantengamos este camino, por el bien de la democracia" y sostuvo que "todo lo que podamos hacer por una nueva Ley de Radiodifusión, será para bien de todos".

 Gonzalo Carbajal

 El representante del COMFER, Gonzalo Carbajal, celebró que el debate se haya abierto a los distintos sectores de la sociedad argentina y señaló que "el mapa de la radiodifusión es también el mapa de la concentración económica en la Argentina".

 Se refirió luego a los grandes grupos concentradores y a la propiedad de los medios, para afirmar que "son los que manejan la agenda, deciden qué se discute socialmente, públicamente". Y también abordó la problemática de los contenidos y los cambios que produjo pasar de una tecnología analógica a una digital.

 Y para finalizar, remarcó que "estamos en un momento en que se abre una fenomenal oportunidad, pero también, puede ser la última que tengamos para democratizar el acceso a los medios".

Los 21 puntos (*)

 1. Toda persona tiene derecho a investigar, buscar, recibir y difundir informaciones, opiniones e ideas, sin censura previa.

 2. La radiodifusión es una forma de ejercicio del derecho a la información y la cultura y no un simple negocio comercial.

 3. Se garantizará la independencia de los medios de comunicación.

 4. Las frecuencias radioeléctricas no deben transferirse, venderse ni subastarse. Nadie debe apropiarse de las frecuencias.

 5. La promoción de la diversidad y el pluralismo debe ser el objetivo primordial de la reglamentación de la radiodifusión.

 6. Si unos pocos controlan la información no es posible la democracia.

 7. El público tendrá derecho a acceder a una información plural, así como a la diversidad cultural.

 8. En los casos de una integración vertical u horizontal de actividades ligadas, o no a la comunicación social, se deberán establecer regulaciones que promuevan el pluralismo.

 9. Deberá mantenerse un registro público y abierto de licencias. El registro deberá contener los datos que identifiquen a los titulares de cada licencia.

 10. No podrán ser titulares de licencias de servicios de radiodifusión ni integrantes de sus órganos directivos, quienes ocupen cargos electivos, funcionarios, como así tampoco aquellos que hayan tenido participación comprometida con violaciones a los DDHH.

 11. Existen tres tipos de prestadores de servicios de radiodifusión: públicos, comerciales y comunitarios de organizaciones de la Sociedad Civil sin fines de lucro.

 12. Los medios estatales deberán ser públicos y no gubernamentales.

 13. Los planes técnicos deberán reservar al menos el 33% de frecuencias, en todas las bandas, para entidades sin fines de lucro.

 14. La ley establecerá cuotas que garanticen la difusión sonora y audiovisual de contenidos de producción local, nacional y propia.

 15. La explotación de los servicios de radiodifusión es indelegable y debe ser prestada por el propio titular de la licencia.

 16. Las repetidoras y cadenas deben ser una excepción a la regla de modo tal de priorizar el pluralismo y la producción propia y local.

 17. La publicidad sonora y audiovisual será de total producción nacional y deberá siempre diferenciarse de los contenidos de la programación.

 18. Los sistemas de distribución de señales deberán incluir en su grilla de canales las emisoras de TV de aire de la localidad, el canal público nacional y un canal con producción informativa local y propia.

 19. La autoridad de aplicación deberá respetar en su constitución el sistema federal.

 20. Se creará la figura de la "Defensoría del público", con delegaciones en las provincias, que recibirá y canalizará las inquietudes de los habitantes de la Nación.

 21. En la nueva ley se deberá contemplar la normalización de los servicios de radiodifusión.