La Federación Iberoamericanadel Ombudsman reclamó hoy al Gobierno argentino que "respete" la figura del defensor del Pueblo dela Nación, y respaldó la labor de Eduardo Mondino en el conflicto entre la administración de Cristina Fernández y el sector agropecuario.
La Federaciónmanifestó su "profunda preocupación por la negativa del Estado argentino a prestar la debida colaboración al Defensor del Pueblo dela Nacióncomo institución constitucional".

El presidente de esa entidad, Omar Cabezas Lacayo, expresó su apoyo a Mondino, "en arreglo a sus facultades constitucionales de ejercer su magisterio en defensa de los derechos colectivos de ese país que pudieran ser afectados".

Cabezas Lacayo destacó que la actuación del ombudsman argentino en el conflicto entre el Gobierno y el campo "se enmarca en las facultades quela Constituciónconfiere al defensor del Pueblo".

Subrayó que "resulta evidente la generalizada afectación de derechos colectivos de diversos grupos sociales que, siendo ajenos al conflicto, sobrellevan consecuencias gravosas".

"Siendo el ámbito de su competencia, es obligación de las autoridades del Estado requeridas, prestar colaboración al defensor del Pueblo", sostuvo Cabezas Lacayo.