Ayer quedó formalmente inaugurada la sede del Tribunal de Cuentas Municipal riograndense. Está ubicada en la intersección de las calles Fagnano y Moyano. La ceremonia contó con la presencia de todos los vocales del órgano y del intendente Jorge Martín. El presidente del cuerpo tribunalicio, José Labroca destacó que el rol del TCM será el de controlar y capacitar para "despejar dudas, sospecha e intrigas".

El izamiento del Pabellón Nacional estuvo a cargo del intendente Ing. Jorge Martín; el presidente del Tribunal de Cuentas, José Labrocca y vocales; el presidente del Concejo Deliberante, Juan Rodríguez; y convencionales constituyentes (MC).

Labroca, señaló que "ahora comienza la rutina planificada y trabajaremos codo a codo. Este es el acto formal de la inauguración de un TCM que está trabajando y auditando y capacitando y así seguirá haciéndolo en próximo año, capacitando para no cometer errores que generen dudas, sospecha e intrigas".

Luego de agradecer a todos los presentes Labroca destacó la trascendencia del evento. "Es un día de mucha alegría para los que estamos trabajando en el Tribunal porque, como todo nacimiento es una alegría, antes que uno pueda seguir adelante, tenemos que agradecer al intendente y el municipio al igual que a los concejales por el acompañamiento, al igual que a la gente del Tribunal de Cuentas de la provincia".

Luego extendió el agradecimiento al presidente del TCP. "Esto es un Tribunal de Cuentas y a veces no se comprende la palabra tribunal y menos cuántas y a veces se piensa que uno está enjuiciando o juzgando o ejercitando el poder de policía y esto no es así y menos en una época donde toda la clase política está sospechada o en dudas y nos toca ser funcionarios del Tribunal de Cuentas y la duda a veces en la historia de la humanidad fue buena, porque permitió evolucionar, pero si siempre sembramos dudas, intrigas y sospechas hacia todas las personas que componen al poder político, a todos nos va a alcanzar y no sirve y por ello es que si se busca entre la gente quién quiera ejercer la función pública nadie lo encuentra".

Luego destacó que "muchas veces los que se arriesgan a hacer algo son criticados y eso probablemente nos esté pasando a quiénes estamos en la función pública. Un Tribunal de Cuentas puede ser policíaco, puede generar dudas, intrigas o sospechas lo cual, en definitiva, genera caos general y el caos genera inacción y la inacciones el peor de los pecados de un funcionario que este en la vida pública a la luz de lo que fue electo".

También observó que el TCM debe estar para "aportar calidad ante la duda para aportar claridad donde haya intrigas y este Tribunal contribuirá a aclarar las dudas y despejar las sospechas y las intrigas, es la mayor ambición que podemos tener como funcionarios con el equipo de trabajo que conformamos, un equipo de gente muy capaz y un grupo humano excelente junto a los vocales y el personal".

Finalmente sostuvo que fue una etapa compleja, donde se armó la parte operativa y el equipo de trabajo y "ahora comienza la rutina planificada y trabajaremos codo a codo, este es el acto formal de la inauguración de un TCM que está trabajando y auditando y capacitando y así seguirá haciéndolo en próximo año, capacitando para no cometer errores que generen dudas, sospecha e intrigas".

Jorge Martín

"Como Intendente y convencional constituyente me llena de satisfacción el haber podido contribuir de acciones", enfatizó Martín.

"El Tribunal de Cuentas tiene que ser un órgano que nos sirva a todos. Debe tener información exacta de todo lo que hacemos, para despejar las sospechas, trabajar en forma conjunta para que no se cometa ningún tipo de error, porque manejar los fondos públicos es algo muy importante" dijo Martín.

En tal sentido esperó que "todo funcione bien y de los resultados que tiene que dar, que la transparencia, que todo vecino desea, sea constatada y que, a pesar de que algunos siempre tratan de confundir a la sociedad con un manto de sospechas, el Tribunal de Cuentas ejerza su rol".