El Síndico General de la Nación, Daniel Reposo, y el Director de la Oficina Nacional de Contrataciones, Guillermo Bellingi, presentaron este miércoles 8 de septiembre el nuevo régimen del Sistema de Precios Testigo que rige en las contrataciones del Estado, según lo dispuesto en una resolución publicada en el Boletín Oficial de la Nación.

La resolución 122/2010 determina que las compras y contrataciones que se realicen en Ministerios y Secretarías de la Presidencia y Organismos Descentralizados deberán someterse al control del sistema de Precios Testigo. Este programa se aplicará cuando el monto estimado de la compra o contratación sea igual o superior a la suma de $ 1.300.000.
 
Se trata de una herramienta elaborada por SIGEN y la Oficina Nacional de Contrataciones para colaborar en la gestión eficiente del Estado. No es vinculante, es orientativa y ayuda a los que tienen la responsabilidad de gestionar. El sistema será íntegramente on-line, facilitando la labor, agilizando los tiempos y promoviendo la “despapelización” del Estado.

El Precio Testigo es una herramienta para la evaluación de las ofertas de una contratación, puntual y determinada, compuesto por un valor medio de mercado generado desde la perspectiva de un oferente desinteresado, en las condiciones propias y específicas de la contratación analizada. Este nuevo sistema resulta imprescindible para lograr una mayor eficiencia, eficacia y transparencia en la gestión de compras y contrataciones estatales.

Como servicios adicionales se generaron otras herramientas:


El titular de SIGEN, Daniel Reposo, la Síndica General Adjunta, María Belén Franchini, y el Director Nacional de Contrataciones, Guillermo Bellingi, encabezaron el acto realizado ante una numerosa concurrencia en el Auditorio de la Sindicatura (Avda. Corrientes 381 – Capital).

En el mismo, Reposo remarcó: “SIGEN fue concebida para trabajar para la gestión y no como una fiscalía para hacer denuncias. En el Estado se avanza para que no haya compartimentos estancos, se trabaje en conjunto y se profundice la profesionalización”

Y agregó: “El nuevo Sistema de Precios Testigo servirá para que el Estado no compre por encima de los precios de mercado. Se estableció un mínimo de 1.300.000 Pesos para que esta herramienta no se burocratice con compras muy chicas. Todo estará informatizado y habrá un tablero de mando desde el que se van a monitorear los procesos para hacer más eficiente al Estado. Es un orgullo trabajar en SIGEN para ayudar a los que gestionan.”

Por su parte, Bellingi destacó: “Este sistema es un motivo de alegría por el trabajo que significa, por la adecuación, por la actualización, y porque SIGEN se coloca en el lugar del gestionador para ayudarlo a gestionar. Los Precios Testigo son una herramienta fundamental para las áreas de contrataciones y son elementos para estar orgullosos de las realizaciones del Estado”