La Auditoría de Estados Unidos (GAO) presentó Action Tracker, un tablero online de control público utilizado para monitorear el progreso o retroceso de las agencias federales a partir de las recomendaciones realizadas por el organismo de control.

Se trata de un rastreador de acciones interactivo en el que los usuarios pueden filtrar por área estatal y hacer un seguimiento de las acciones llevadas a cabo por los entes auditados. Dentro de cada observación, la herramienta muestra el año de identificación de la misma y su estado en función de la última actualización.

El tablero arroja que de todas las recomendaciones realizadas desde 2011, 329 están “dirigidas” o terminadas, 201, “parcialmente tratadas” y 115 “no se abordaron”.

En 2017, la GAO identificó 79 nuevas acciones que el Congreso o las agencias federales podrían tomar para mejorar la eficiencia y efectividad o lograr beneficios financieros.

Es que algunos de los trabajos que aún no están abordados podrían ahorrar “miles de millones de dólares o más” cada una. Por ejemplo, evitar que las personas cobren beneficios simultaneos, como el Seguro por Discapacidad y el Seguro por Desempleo durante el mismo período de tiempo, “podría ahorrar $ 1.9 mil millones”.

Caso de seguimiento

Dentro del área Servicios Sociales, se puede verificar que en 2012, la GAO le recomendó a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) que implemente una “evaluación más completa de la idoneidad de las jurisdicciones para responder y recuperarse de un desastre natural sin asistencia federal”. Esto incluía además, el análisis de la “capacidad fiscal” de cada territorio.

A febrero de 2017, los funcionarios de FEMA habían tomado las medidas necesarias, pero “no habían ajustado el indicador per cápita para reflejar con precisión los cambios anuales en la economía de los Estados Unidos”. Por eso, hasta el momento, la Auditoría califica las acciones como “parcialmente abordadas”.