Se inauguró ayer la muestra de arte “Canto al Trabajo” en el nuevo Centro Creativo “El Obrador”. La curaduría estuvo a cargo de Rodrigo Alonso, quien admitió que le gusta “trabajar con nuevos artistas”. El evento contó con la presencia del Secretario General de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC), Federico Recagno.

Canto al Trabajo” expone las obras de Alejandro Cantor, Julián Casella, Diana Dowek, Gabriela Golder, Nicolás Rodríguez, Gachi Rosati y Leonel Luna. Durante tres meses los pasillos de “El Obrador” reivindicarán a través de una diversidad de estilos, colores, formas y tamaños, la figura de los obreros y obreras.

La muestra comienza con una pintura homónima de Leonel Luna. Con una técnica mixta sobre tela, el artista recrea las figuras del monumento “Canto al trabajo” (1922) de Rogelio Yurthia, el cual se encuentra en la Avenida Paseo Colón frente a la facultad de medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Gachi Rosati ofrece diversos acrílicos sobre tela que rememoran la historia de una persona importante en su vida: su abuelo inmigrante, Santo Rosati. Esta serie de pinturas relata cómo su antepasado fundó una empresa metalúrgica y desarrolló un prototipo de automóvil que nunca vio la luz.

En la muestra se destacan también las fotografías en blanco y negro de Julián Casella, quien registró desde diversos ángulos el trabajo de los empleados ferroviarios, una actividad de mucha importancia en el desarrollo y crecimiento de nuestro país.

 

Rodrigo Alonso, Mariana Cesar, Dolores Casares, Alejandro Cantor y Federico Recagno.
Rodrigo Alonso, Mariana Cesar, Dolores Casares, Alejandro Cantor y Federico Recagno.

 

Las fotos de Alejandro Cantor retratan a trabajadores de distintos oficios y empleos que se mantienen a pesar de los avances de las tecnologías productivas y la industrialización. Así, establecimientos como una bicicletería o un almacén forman parte de algunas de sus obras expuestas.

“Un día en la vida de María Rosario. Una mujer trabajadora”, fue la obra presentada por Diana Dowek, inspirada en una obrera de una fábrica de galletitas quien, además, es delegada sindical. Sus pinturas reivindican el trabajo de la mujer obrera.

La muestra colectiva estará disponible hasta el 16 de mayo en el Centro Creativo El Obrador.

Por su parte, Nicolás Rodríguez presentó su instalación de platos intervenidos, similares a aquellos que decoraban las casas de la clase media Argentina de procedencia europea. Las imágenes bucólicas fueron reemplazadas por otras que muestran diversas situaciones de la producción agropecuaria, con una fuerte crítica hacía el uso de agroquímicos.

El curador Rodrigo Alonso contó que nunca había trabajado con Diana Dowek y con Nicolás Rodríguez y señaló que “eso es interesante porque descubrís gente nueva, te puede salir bien o mal, pero está bueno abrirse. Es aburrido trabajar siempre con los mismos artistas, trato de evitar que el público piense que como la muestra está curada por mí van a estar siempre los mismos”.

Por último Grabriela Golder presentó dos trabajos bien distintos a los otros. Por un lado, una obra en tubos de neón que muestra la frase “Nada es ajeno” y por otro, un montaje audiovisual creado a partir del noticiero “Sucesos Argentinos” que se exhibió en las salas de cine de todo el país entre 1938 y 1972. 

Sobre el Curador

Empecé a finales de la década del ´90, los curadores casi no existían, de hecho la curaduría es una profesión que apareció hace poco tiempo. Cuando me recibí en la Universidad de Buenos Aires muchas instituciones estaban buscando y yo justo estaba ahí”, comentó Alonso durante una entrevista para el Podcast de “El Obrador”.

Cuenta que sus primeras exposiciones fueron el Museo Nacional de Bellas Artes y en el Museo de Arte Moderno. “Hoy en día los curadores tienen que hacer un recorrido para llegar a ese tipo de lugares donde los museos son el final de una trayectoria, en cambio yo empecé por ahí porque era un lugar muy virgen, donde todo se estaba por hacer”, agregó.

Alonso recuerda que “al principio era muy joven e inconsciente. Me ofrecían cosas para hacer y decía a todo que sí y las hacía sin darme cuenta. Cuando uno más chico es osado y piensa que todo lo va a poder resolver al no tener tantas responsabilidades”. Hoy, con una carrera transitada, cree que si en aquel momento lo hubiera notado no lo habría realizado.

Creo que la figura del curador, bien implementada, es importante. Después están los curadores que se ponen por delante del artista, nosotros tenemos que acompañarlo, crear un puente entre ellos y el espectador. Si todo eso funciona bien es fantástico” reflexionó Alonso.

La muestra estará disponible hasta el 16 de mayo en el Centro Creativo El Obrador (Bartolomé Mitre 1670) de lunes a viernes de 10 a 18. La entrada es libre y gratuita.

Entrevista a Rodrigo Alonso