Lo primero que se resolvió en la última reunión del Colegio de Auditores de la Nación fue la programación de la próxima sesión, que tenía fecha prevista para el 23 de octubre, pero por acuerdo entre todos los auditores generales, se realizará el 30 de octubre.

De ese modo, dos informes quedaron pendientes de tratamiento para después de las elecciones generales. Uno, en el ámbito de la Administración Nacional de la Seguridad Social referido a “Asignación Universal por Hijo para Protección Social y Asignación Universal por Embarazo para la Protección Social” y el otro relacionado a la “Implementación de la Ley de Presupuestos Mínimos para la Protección de Bosques Nativos.

De todos modos, se trataron otros temas. El más destacado tiene que ver con los contables intermedios, al 30 de junio de 2018, de la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).

El trabajo de los auditores indica que ACUMAR tiene “créditos con terceros en los cuales el organismo no suministró un análisis suficiente de los anticipos otorgados a fin de determinar su recuperabilidad”. Además, señala que “existen bienes de uso en favor de terceros que no cuentan con su respectivo contrato de comodato formalizado”.

Asimismo, se aprobó un informe en el ámbito del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, referido al Plan Nacional de Seguridad Alimentaria en la provincia de Santiago del Estero y otro correspondiente al Proyecto de Inclusión Socioeconómica en Áreas Rurales.