Las obras en la Ruta 7 son el cuento de nunca acabar. Allí confluyen diferentes problemáticas que terminan siendo un combo difícil de afrontar para quienes circulan por el lugar. Esta vez, un accidente, donde la negligencia del conductor hizo lo suyo, volvió a poner en relieve los inconvenientes en materia vial que tiene ese camino.

La Auditoría General de la Nación (AGN) realizó un estudio especial sobre la infraestructura de las rutas nacionales, que abarcó un período de 18 años (1995-2012). En el alertó sobre la "descoordinación" de los organismos intervinientes a la hora de resolver la problemática de la seguridad vial.

El organismo de control había analizado la labor de Vialidad Nacional, el Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). Entonces había puesto de manifiesto la “desarticulación” que genera, por ejemplo, que un área haga un relevamiento de rutas y que sus resultados “no sean de interés” para las otras oficinas. 

Hace poco más de una semana, una camioneta con 15 personas a bordo chocó contra un camión en el cruce de las Rutas 7 y 51, a la altura de Carmen de Areco. La consecuencia: nueve personas fallecidas, cinco de ellas menores que viajaban en la caja de la camioneta.

 

El tramo que va de Junín a Chacabuco supuestamente está en ejecución, pero no se ven avances.
El tramo que va de Junín a Chacabuco supuestamente está en ejecución, pero no se ven avances.

 

Consultados por el diario Clarín, en Vialidad aseguraron que “hay 81 kilómetros en ejecución y 78 que están sin comenzar por un problema con la empresa que tenía la licitación”. Los tramos “en ejecución” van de Junín a Chacabuco, por un lado, y de San Andrés de Giles a Carmen de Areco, por el otro.

Pero no es el único problema de la Ruta 7. En el sur de la provincia de Santa Fe, estuvo cerrada durante varios días por el desborde de la Laguna Picasa. Se tuvo que restringir la circulación para hacer trabajos de apuntalamiento.

De acuerdo a un informe de la AGN de 2011, se deberían haber realizado un total de diez obras previstas en el Plan Federal de Control de Inundaciones pero, hasta el cierre del trabajo, se habían ejecutado sólo ocho y muchas de ellas con importantes demoras.