Desde diciembre de 2006 se encuentra constituido el Parlamento del MERCOSUR como órgano representativo de los intereses de los estados partes.

 

Como lo destaca la misma página Web del órgano, la conformación del Parlamento significa un aporte a la calidad y equilibrio institucional del MERCOSUR, creando un espacio común en el que se refleja el pluralismo y las diversidades de la región y que contribuye a la democracia, la participación, la representatividad, la transparencia y la legitimidad social en el desarrollo del proceso de integración y sus normas.

 

La buena integración entre naciones, económica y política, requiere de buenas normas y buenos organismos que den a la entidad supranacional la suficiente capacidad institucional y de gestión, con la cual poder sostener el proceso y adoptar, y llevar a la práctica, decisiones que supongan grados superiores de convergencia y unión.

 

Cuando la integración está avanzando deben de incorporarse a su diseño institucional normas y organismos para que funcionen controles sobre los fondos y las entidades regionales.

 

Dentro dela UniónEuropeaexiste un órgano permanente, llamado Tribunal de Cuentas, cuya función principal es examinar e informar la gestión del presupuesto comunitario. Es evidente que la estructura institucional del MERCOSUR se encuentra menos desarrollada que la europea; aquélla tiene un carácter intergubernamental y ésta, uno comunitario.

 

El Parlamento del MERCOSUR tiene como uno de sus principios fundacionales “la transparencia de la información y de las decisiones para crear confianza y facilitar la participación de los ciudadanos”. Está entre sus competencias el análisis de dos presupuestos, el dela Secretaríadel MERCOSUR y del propio Parlamento, como así también el de los Fondos de Convergencia Estructurales del MERCOSUR. La “Agenda parala Institucionalizacióndel Parlamento del MERCOSUR” habilita la posibilidad de establecer un mecanismo de cooperación al objeto de procurar el apoyo técnico de los órganos internos especializados en el control presupuestario, que ya vienen realizando, desde hace años, auditorías consolidadas en el ámbito del MERCOSUR.

 

La UniónLatinoamericanade Trabajadores de Organismos de Control (ULATOC), en su reunión de 2005, emitió la “Declaración de Montevideo”, la cual contiene una propuesta dirigida a la entonces Comisión Parlamentaria Conjunta para colaborar en el diseño del organismo de control del MERCOSUR.

 

Con el tiempo aparecerán otros proyectos y autoridades supranacionales que impliquen el uso de recursos públicos aportados por los miembros de la asociación regional; eso creará definitivamente la necesidad de establecer sistemas comunitarios de control. Pero desde ahora el Parlamento del MERCOSUR puede promover que los organismos de control de los países miembros consideren en sus respectivas planificaciones la dimensión regional. La adopción de esta perspectiva facilitará el camino para el desarrollo de una institucionalidad comunitaria, la armonización de las prácticas de control e incluso la elaboración de una metodología común de control.