Si bien el conflicto salarial que acaparó la atención en la última semana se centra en el Ministerio de Seguridad, por el reclamo de “blanqueo” de sumas no remunerativas para Prefectura y Gendarmería, más de la mitad del dinero que el Estado Nacional paga “en negro” va a la cartera de Defensa.

La Administración Central destina a todas sus reparticiones unos $ 7.895 millones para pagar complementos salariales, que no son remunerativos ni bonificables. Es decir, casi $ 8.000 millones que el Estado se evade a sí mismo. De ese total, el 54% se destina al Ministerio que agrupa al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea; son unos $ 4.266 millones que conforman los sueldos “de bolsillo” de los empleados, pero que no tienen impacto en jubilaciones ni aguinaldos.

Para este año, el presupuesto de Gestos en Personal del Ministerio de Defensa asciende a $ 11.496 millones, lo que significa que los complementos (aquellos $ 4.266 millones) representan el 37,1% de esa partida total.

Por el lado de la cartera de Seguridad, que agrupa a Prefectura, Gendarmería y las policías Federal y de Seguridad Aeroportuaria, el presupuesto para Gastos en Personal es de $ 13.493 millones. De ese monto, los conceptos en negro -en rigor, el foco del conflicto- suman $ 2.781 millones, el 20,6% del total. Eso es, valga la reiteración, en términos globales, ya que a partir de la protesta se conocieron algunos casos puntuales de empleados cuyos “complementos” no remunerativos representan más de la mitad de sus sueldos.

En pocas palabras, comparado al Ministerio de Seguridad, Defensa tiene menos presupuesto para sueldos y más dinero destinado a complementos en negro.

Si a partir de los reclamos la Nación decidiera blanquear los ítems salariales no remunerativos ni bonificables de los dos Ministerios, sin modificar los sueldos de bolsillo, se necesitarían $ 734 millones para lo que queda de este año.

En tanto que para 2013 ese esfuerzo presupuestario demandaría unos $ 3.818 millones, incluyendo principalmente aportes jubilatorios y contribuciones patronales, y adicionando el efecto sobre el sueldo anual complementario, o aguinaldo.

De todo el dinero que el Estado Nacional destina a pagar complementos salariales, $ 7.895 millones, el 96,4% se concentra en tres ministerios; Defensa ($ 4.266 millones), Seguridad ($ 2.781 millones) y Justicia y Derechos Humanos ($ 568 millones).