Judicializado: el escándalo de los cheques rebotados de la diputada Petitti sumó un nuevo condimento. Ahora, trascendió que los fiscales dela Justiciapusieron la lupa sobre la declaración jurada de la legisladora al inicio de su gestión. Omitió colocar en la planilla las abultadas deudas con los prestamistas.

 

Una fiscal judicial inició una investigación de oficio para determinar si la diputada provincial Silvia Petitti incurrió en algún tipo de delito al omitir datos sobre su situación patrimonial y las deudas, al iniciar su gestión en la legislatura provincial. El expediente se inició en los últimos días de diciembre, aunque recién trascendió ayer.

 

La fiscal Nº 5, Alejandra Ongaro, inició las actuaciones cuando explotó el escándalo de los cheques rebotados y el abultado endeudamiento con prestamistas que acorrala a la ex diputada del FrePam. La funcionaria judicial entró de licencia a los pocos días y, por eso, ahora el expediente está en manos del fiscal Carlos Ordás, dela Fiscalía1, que confirmó la apertura de la investigación.

 

En el mes de febrero, Ongaro nuevamente se haría cargo de la investigación. Según trascendió, la investigación apunta a la declaración jurada, en la cual Petitti no incluyó la información de sus deudas. Pero no se sabe si las actuaciones judiciales también apuntarán a los prestamistas que le otorgaron créditos, en el circuito ilegal, que podrían quedar acusados del delito de usura.

 

Si bien se conocía que el Tribunal de Cuentas de la provincia está investigando si Petitti cometió alguna irregularidad, ahora se suma que los fiscales también pusieron la lupa sobre el escandalete político del verano pampeano.

 

Como derivación del caso, la diputada provincial la semana pasada abandonó el FrePam y formó el bloque unipersonal Radical Independiente. La legisladora reiteró que la deuda fue generada antes de ingresar a la función pública y es "un problema personal", además de sostener que tuvo que vender sus bienes para honrar las deudas.

 

DDJJ

 

La legisladora, cuando asumió, colocó en su declaración jurada que tenía una deuda de 66.000 pesos. Pero el pasivo es muy superior. Ya acumula 96 cheques rebotados por una suma de 388.857 pesos, según consta en la página de BCRA. Pero los trascendidos apuntan a una deuda de un millón de pesos.

 

La diputada radical se fue del bloque del FrePam después de que los jefes políticos de la mayoritaria línea Blanca dela UCRle sugirieron esa salida.

Petitti tuvo el aval del bloque al principio, pero con el transcurrir de los días su situación se hizo insostenible. Petitti es una docente de General Pico. Desde hace más de una década revistaba en la lista Blanca del radicalismo. El diputado nacional Daniel Kroneberger la incluyó en la lista de diputados provinciales de la última elección. Fue la última diputada que ingresó al cuerpo a partir de la performance electoral de la coalición opositora.

 

Ella aduce que sus desvaríos económicos comenzaron cuando se incendió la fábrica Prodinco, de Américo Gualtieri. El local era de la familia y ese alquiler, el principal ingreso. También dijo que le fue mal como representante de una empresa de venta de cosméticos.