Publicado: 07-05-09

 

La secretaria de Turismo, Catalina Krapp, finalmente contestó al Tribunal de Cuentas el requerimiento de información que éste realizó, en el marco de la investigación por un quincho de su finca que tenía motivos sorprendentemente parecidos a un decorado del Poncho `06.

 

El informe comenzó a ser evaluado por el presidente, Mardonio Díaz Martínez, y los vocales del organismo, luego de lo cual decidirán si hay elementos suficientes como para iniciar un sumario administrativo a la funcionaria.

 

En teoría, este análisis debería ser rápido y podría haber una definición antes de que culmine esta semana.

 

De acuerdo con lo que El Ancasti pudo conocer, Krapp habría argumentado que la paja que se usó para el portal de acceso ala Fiesta Nacionaldel Poncho -que en 2006 se realizó en el Polideportivo Capital-, es un material "no inventariado", por lo que no hay un registro concreto de su destino como sí sucede con otros bienes que pertenecen al Estado provincial.

 

Además, se habría escrito en el informe quela ARTque contrató Turismo "prohibiría" que se tenga acumulado en los depósitos, por un plazo prolongado, "elementos inflamables" como la paja del quincho. Con estos argumentos, más otros que formalizó en el escrito, Krapp justificaría la desaparición de los materiales del portal (paja y troncos) en los quela Provinciainvirtió 25.000 pesos tres años atrás.

 

No obstante, la funcionaria deberá acreditar puntualmente en dónde quedó consignado el destino de los materiales del portal una vez que fue desarmado.

 

Indagación

Además del Tribunal de Cuentas,la Justiciaprovincial está realizando una pesquisa para conocer si elementos del pórtico del Poncho ‘06 fueron a parar a una propiedad de Krapp.

 

La intervención judicial fue por la denuncia penal presentada por el diputado peronista Marcelo Rivera, quien solicitó se investigue si hubo peculado.

En un registro fotográfico realizado semanas atrás, se pudo apreciar que el techo de uno de los quinchos ubicados en la finca "El Pronunciamiento", que la titular de Turismo tiene en Pomancillo oeste, tenía motivos similares a una guarda incaica pintada en los bloques de paja que adornaron el portal.

 

El techo de esta construcción fue rápidamente renovado y, apenas tres días después del primer registro, nuevas tomas mostraron que la guarda había desaparecido.